jueves, 25 de marzo de 2010

Volviendo

Que tu alma nunca deje de danzar,
que tu alma cante cuando a la mía llegue el invierno


Se oye un redoble de tambor, la bailarina se mueve de un lado a otro...

5 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Aquí ando paseando por tu sitio, recorrerlo se torna tan agradable que siempre vuelvo. Estoy atento a cada una de tus entradas y lo estaré siempre.
Tuve una idea y la volqué en Cuentos y Orquídeas, sabes que tienes una invitación para venir aquí siempre. Te estaré esperando a ver si gusta lo nuevo, desde aquí un gran abrazo y mucha luz, hasta pronto...

Mistral dijo...

Una preciosa canción. Gracias por recordármela y compartirla.

Saludos

Sí es lo que parece dijo...

Qué bien me ha sentado oir esta canción (que me ha encantado) para empezar el día.

Que tengas buen jueves

Nebroa dijo...

Lely, gracias...
Cuando despierte de mi sueño seguiré descubriendo nuevos caminos...


Mistral, me gusta que te guste ;)

Sieslo... dame un abrazo

Sí es lo que parece dijo...

Uno, dos y todos los que quieras ;)