sábado, 6 de marzo de 2010

Te hablaré

Sí, que sí, que un día te lo diré, todas esas cosas que me he guardado en el bolsillo de la americana gris que estaba deseando despojarse en el suelo...
Y otro día te contaré que la cerveza no sabe igual si la compartimos, y que hueles a nórdico blandito, o a nenuco... Y otra noche vendré a contarte que no puedes tocar la guitarra sobre mis ojos, porque se encienden demasiado y entonces ya no veo luces, ni farolas en la calle, ni semáforos en los cruces, sólo veo luciérnagas azules dando vueltas alrededor de tu habitación... Y cuando vuelvo a cerrar el balcón de la imaginación, sólo se quedan esas cosas que brillan mucho en los párpados, que suceden cuando ves algo muy luminoso, y me quedo cegada, y me cuesta ver lo que me rodea.
Un día vendré a contarte eso, y tantas otras cosas...

4 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Precioso, nuevamente siento esa magia que haces con las palabras.

Nebroa dijo...

Sólo con decir la palabra 'magia', todo cobra el mismo sentido ;)

Cicatrices en el suelo dijo...

me ha encantado... bravo!!

Nebroa dijo...

Cicatriz... gracias. Es evidente que si yo lo escribí me llegue tan adentro como lo siento, pero es que especialmente estas palabras han llegado más adentro que otras... la cuestión es que me han llegado a mí pero soy incapaz de escribírselas a él...