jueves, 4 de marzo de 2010

¿Qué?

Mi vida se ha parado por algo. Creo en las oportunidades. Quiero aprovechar las ocasiones.

Necesito la inspiración, el discernimiento, la claridad. Necesito el color transparente en mis retinas. Necesito saber, conocer qué se mueve dentro de mí para poder moverme fuera en consonancia con ello. Necesito obtener respuestas, incluso aclarar las preguntas. Necesito que el silencio que precede al ruido me cuente dónde pongo mis manos. A qué tarea las dirijo, a qué lugar las llevo...

5 comentarios:

Helena dijo...

Este año he aprendido dos cosas, una que "cuando no sabes hacia donde ir, lo mejor es pararse" y la segundo mucho mas reciente apesar de intuirla hace años...es mas complicada y mucho mas extensa, asi que te la contare en privado. Un besito

Gitana de Arte dijo...

Todos en algún momento necesitamos esa reflexión que planteas, creo que es de inteligentes el cuestionarse todo esto. Te envío un abrazo enorme y seguiré pasándome por aquí... a propósito, te vinculé en mi blog para que mis lectores te visiten. Un beso.

Nebroa dijo...

Helena, como te debo uno, en la respuesta, cuando te venga en gana, me lo cuentas. Y sí, aprendí hace poco lo de parar cuando no sabes hacia dónde ir, contrariamente a lo conocido, eso de que si no sabes nada, muévete para que no se note!!

Gitana, gracias por venir, por re-venir, por quedarte a veces, por hablar y comentar, por agregarme y por mostrarte. Gracias

Cordelia dijo...

a menudo me sorprendes con tus palabras, con tu forma de hilvanarlas tan bien

Nebroa dijo...

Cordelia, que tú digas eso... es un honor