jueves, 25 de marzo de 2010

¿Puedes convertirte en primavera?

Dice Dios en el libro que estoy leyendo:
"Yo no te mando si no ángeles"

Cualquier persona que toca nuestros pasos, que aparece de repente, que se muestra ante nuestros ojos, que se pasea un rato por nuestra vida, que se deja ver entre la multitud... ellos, todos ellos son ángeles que te regalarán algo valioso. Tú debes preguntarte, qué espera esta persona de mí? Qué mostraré de mí? Cómo puedo convertirme en un angel para él?

3 comentarios:

CM dijo...

Que que debes hacer? NADA, absolutamente NADA. Mostrarte tal y como eres, que ya eres maravillosa y un ángel para los que tenemos la suerte de contar con tu cariño y tu amistad (aunque sea en la lejanía)

Mil besos y alguno más.

Anónimo dijo...

Si es lo que yo digo , DIOS me tiene rodeado de angeles asexuales por todos lados ....que bonito gracias ...MUCHAS GRACIAS DIOS,,N

Nebroa dijo...

Yo quiero ser un ángel, de verdad que quiero... hasta me suelo poner alas, y hasta tengo el pelo igual que el de ellos, pero nada