jueves, 25 de marzo de 2010

Me voy a la ducha...
El agua tiene el poder de limpiar todo lo que no me gusta del instante presente.
Ese es el poder que yo le doy al agua. Y otro distinto es el que tiene en realidad.

2 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Si supieras lo que yo daría ahora por meterme en una bañera llena hasta los bordes. Y sumergirme hasta que se dispersara el malestar que tengo ahora mismo...

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Pues el agua tendrá el poder que tú quieras...