sábado, 20 de marzo de 2010

"Me dejé mecer por aquellas alas a las que puse tu nombre...
Ahora caigo al pozo de los sueños donde reposan todas mis otras esperanzas"

2 comentarios:

Vagamundos dijo...

Cómo gustaría que sólo esas esperanzas, ese pozo, fuera lo único que importara, cuando esas alas te dejan caer. ¿Será algo que hay que aprender a fuerza de caidas?

Nebroa dijo...

Será vaga-alado, será