miércoles, 31 de marzo de 2010

Hay tantas palabras dentro que tengo que soltarlas como sea, para lo que sea, a quién sea, pero las suelto porque me queman dentro... Lloro desconsolada, como los niños pequeños que no tienen lo que desean... todo parece acabarse, miro lo bueno que me rodea y eso no llena el vacío...
Ya sé que no te gusto, que no me quieres ni sientes nada parecido a atracción por mí, yo lo sé, no sólo lo intuyo, pero yo me siento tan dolida...
Quizá todo responda a mi incapacidad para aceptar y asumir la realidad, a no querer enfrentarme a la verdad, a la puta verdad que tengo delante. Sólo es responsabilidad mía no saber torear las malas pasadas, tus putadas, tus abandonos. Para ti un polvo, para mí el motivo de la ansiedad más terrible que vuelve del pasado a maltratarme. Esta maldita dependencia afectiva me mata por dentro, me impide hasta respirar con naturalidad. Tú no quieres nada, para ti no soy nada, y yo me enredo en ti, como si fueses alguien que mereciera la pena. No quieres nada conmigo, lo sé, pero joder... tú lo sabías, tú sí sabes que me gustas, te lo dije hace tiempo, me dañan tus palabras 'siento un montón lo de ayer', 'espero que no cambie el buen rollo'... pero qué cojones buen rollo? Que hablemos de música y de lo puta que es la vida es buen rollo? por qué me abrazaste? hostias, acaso no sabías que me quedaría dolida? cansada? triste?
Y lo peor es la culpabilidad que yo siento, lo responsable que me siento de que eso pasase, que fui yo la que estaba allí y no supo plantarse con un NO, y seguí, mendigando algo que indicase que soy algo para ti. Tu silencio me aplasta... lo lees y te vas. Y te importa una mierda por lo que yo estoy pasando. Y mírame, aquí, detrás, delante de ti. Por qué no puedo escapar? Por qué me he vuelto a colgar de la persona erronea, equivocada? por qué seguí creyendo que podíamos ser algo que no somos? Por qué me colgué de nuevo por la persona equivocada? por qué? y me mata la 'culpa', y me asolan los peores pensamientos de antes, y la historia se repite... Y saldré de esta, lo sé, como de otras salí, pero cómo puedo caer hasta aquí abajo? No tenía trabajo, volví a casa, me siento perdida en la vida, apareces y me cuelgo, como si fueras la ilusión que lograría alentarme a seguir. Y no lo eres, ni lo serás, y mírame, vencida, aplastada, dolida, culpándome a mí misma... Y luego te culpo a ti, que no tienes ni idea de nada, y entonces me digo: qué coño haces culpándolo a él que ni siquiera sabe que existes más de dos veces al mes?... Y me muero, creo morirme, porque además odio lo bien que se me da bajar a los extremos cuando de quién dependo no me mira. Y no me gusto, y querría ser más fuerte, mejor, más altiva y estirada, más razonable... Y tú en la otra punta, con tus planes y tus historias en las que ni de lejos entro...
Saldré de esta, lo sé, pero cómo duele cuando lo sientes. Cómo duele el abandono, la ignorancia, la culpabilidad... Traigo todo al presente, todas las hostias que me di en el pasado, hasta traigo las desgracias futuras que ni siquiera conozco... Voy a ser feliz, voy a ser feliz, quiero serlo, cómo puedo pasarlo tan jodidamente mal? Y no quiero rendirme, y me cuesta tanto levantarme, y seguir, andar, caminar... Lo conseguiré, me cago en la puta, lo conseguiré. Pero por favor, dime que no moriré en el intento, que esto no será para siempre, miénteme, dime que será verdad, dímelo, que todo pasa, que todo llega, que abandonaré la tristeza, que brillarán mis ojos, que los lamentos no serán infinitos... Que hay un lugar al que puedo llegar, donde nada cuesta, donde hay regalos, y risas, joder! Quiero creérmelo, por qué coño no puedo creérmelo?

8 comentarios:

Maeve dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maeve dijo...

Leerte es una manera de estar contigo. Así pues te lo dejo escrito, te he leído en esta entrada. He estado, por un ratito, contigo. ¿Lo sientes?

E dijo...

Crudo, desnudo, abierto, desgarrador, puro...............lo mas puro, cierto y directo al corazón que te he leído en mucho tiempo.
No se puede ser mas clara.
Miles de abrazos, miles.....te los daré.

Anónimo dijo...

Si sirve de algo, sólo quería decirte que yo también he pasado por esa situación que vives ahora...se pasa muy mal, pero no debes culparte.
Yo estuve colgada de una persona que no me correspondía 7 años¡¡¡¡¡¡ y encima los años mejores de juventud. Ahora tengo 34 y pienso que fui tonta, pero considero que tenía que pasar por eso para poder darme cuenta de que algunas creencias que yo tenía sobre la vida y el amor tenían que cambiar...
En mi caso, logré entender que tenía miedo a ser amada y correspondida y entonces decidí cambiar por una vez e intenté fijarme en chicos que me demostraban antes que yo su interés (aunque a mi al principio no me atrajeran)

Pensé que por probar algo a contracorriente por una vez no pasaba nada (total lo otro ya me había ido fatal, no tenía nada que perder...) Y ese fue el principio por el que fui destejiendo la red autodestructiva en la que me había metido yo solita...
Tú eres valiente, inteligente y sensible y con esas tres virtudes tienes la batalla ganada, te lo digo de corazón, sólo hace falta meter un poco de razón a esa emotividad y ya está¡¡¡ La razón no es tan mala, la emotividad en exceso también produce daños colaterales...
Un besito muy fuerte¡¡
Marina

Helena dijo...

Ay peque! tal como lo veo yo, es cuestión de que alguien te quiera. Te quiere él o te quieres tú. Jode? Si. Duele? Si. La intensidad con la que esto ocurre no depende de ti, pero el tiempo que dura el dolor sí. Al espejo a por tu mejor sonrisa, al armario por tu mejor traje, a la calle a vivir y a él, que le siga el rollo su santa madre. Un beso y un abrazo.
Por cierto, todos cometemos errores, no vale la pena torturarte por eso, con una vez al dia que te sientas estupida es suficiente, el resto del tiempo procura sentirte bien porque tu lo vales! Mas besos de reserva.

Lenka dijo...

Que no puedes?? Cómo que no puedes?? No, Nebroa, puedes y lo sabes. Lo sabes perfectamente porque otros hemos podido, porque tú misma has podido antes (seguro) y podrás después. Ahora toca la fase de la montaña rusa, arriba, abajo, dolor, optimismo, llanto, culpa, ira, cambiando cada minuto y volviéndote loca. Y las preguntas. Por qué esto, por qué lo otro.

Toca sentirse hecha mierda y todo lo que te digamos y te digas tú misma no será más que un blablablabla molesto que no te importa ni te ayuda. Porque el dolor es AHORA y parece tan gordo que ni te crees que se irá. Pero no lo hubo antes? Y no se fue? No salen adelante personas que superan enfermedades, pérdidas, accidentes, tragedias inimaginables? Lo sé, es una chorrada, pero no deja de ser cierto.

Nebroa, lo que no puedes hacer es tener miedo al dolor del ahora. Relájate, siéntelo, déjalo hacer. Déjalo que rasque y que joda, ya se cansará. Y sigue, sigue, sigue andando aunque cojees. Y pasa por las fases, llora, cágate en todo, rompe cosas, maldice, ríete de ti misma, ponte chula, ódiale a muerte, despréciale, deja que te llene de indiferencia. Es que de todos modos vas a tener que pasar por todo eso y siempre te parecerá que te mueres, pero reina, aquí no se muere nadie. Ni hablar.

En la vida el dolor es inevitable, no permitas que además sea inútil. Aprende de esto, haz esquemas, saca conclusiones, pon tú las reglas. Quién dice que no puedes?? Tienes tus cartas, no creas ni por un momento que sólo él maneja los hilos, es falso! Todos tenemos cartas en esta partida. Y no digas que no puedes, porque yo pude y era la Emperatriz De Las Gilipollas. Y pude. A cojones, vaya que sí. Y también creí que me moría y ya ves. Ahora miro atrás y me deshuevo de risa literalmente.

Y lo mejor es que aprendí, cambié, puse MIS normas y funcionó. Nunca más me enredé con historias baratas. Tira, Nebroa, porque lo creas o no PUEDES. Es que ya lo estás haciendo!!

Frida la Llorona dijo...

Nebroa, que esto duele a morir, SI, para estar rejodida SI, para desesperar de dolor SI, y de...de todo, SI.
Pero hay algo....¿Culpable? ¿De qué? de ir a pecho descubierto?....te diré algo, ir así por los sentimientos no es algo que sepa hacer todo dios, no crees? Así que normalmente nos metemos una tremenda ostia, pero de ésta te recuperas porque sigue abierto el pecho de par en par, abierto, como debe ser, para poder seguir....y vivir más amores.
Dijo Frida Kalho que un tequilita quema la pena....y ella sabía mucho de eso....bebamos en silencio para quemar ese desamor jodido.
Un silencio contigo, a tu lado, Anna

Nebroa dijo...

Si supierais cuánto bien me hacen vuestras palabras...