lunes, 29 de marzo de 2010

Convicción

No quería un horario establecido, no quería platos fregados tras la comida abundante diaria, no quería planes, viajes programados y cenas rutinarias de sábado enloquecido. No corría persiguiendo horas vacías de contenido colmadas de ocio. No perseguía que sus bolsillos estuvieran llenos de sonidos, ni cuentas corrientes, hipotecas que no recuerdan su inicio ni préstamos que te hacen sentir poderoso. No quería madrugar en los días establecidos, no quería un baño espumoso que sólo llegaba después de galopar hacia ningún lugar... Ni domingos que se adueñan del sol, ni lunes aburridos que se calzan de aburrimiento aunque no llueva...
Ella quería otra cosa. Aunque nunca supo qué era.

8 comentarios:

El silencio y otras palabras dijo...

Ella quería su espacio y su tiempo... y probablemente luego no sabría qué hacer con él.
Ella quería ser diferente... pero no rara.
¿Estás segura de que ella no es quien desea ser?
P.D: Ten cuidado que a lo mejor hoy tengo el poder de verte a través del nuevo agujero negro que se ha abierto en el cosmos cuando me he soltado la coleta. ;D

Lenka dijo...

Un día terminas sabiendo.
Besos.

Fiebre dijo...

¿Y quién quiere saber que quiere?

Con saber lo que NO se quiere y no permitirlo...¡andando que es gerundio!

Lenka dijo...

(Eso lo firmo pero que ya, Fiebre)

Lorena Chavarría dijo...

quizás quería un minuto de silencio.
y algo de paz?

saludos

Sí es lo que parece dijo...

Saber lo que no se quiere es un gran paso para buscar lo que uno quiere o necesita.

Me ha venido a la mente esta frase de una canción:"necesito silencio para poder encontrar mi propia voz y mi verdad..."

Besos

Nebroa dijo...

Silencio, si tu coleta al viento sirve para ver cosas que otros no ven, bienvenido sea, no?
No sé, supongo que la que soy es a a la Ana a la que me he guiado, pero esto no es realmente lo que quiero...

Lenka, pecaré de ingenua, pero quiero confiar en ti

Fiebre, como siempre práctica y eficaz. Sí, sé lo que no quiero, y ya no escojo muchas de esas cosas... pero la tranquilidad, ya lo sabes, sigue sin ser mi fuerte

Nebroa dijo...

Lorena... Bienvenida. Algo más que un minuto. Algo más... Ay

Lenka! Hola de nuevo jaja! Ya te digo, mmm... debería entonces ser suficiente? Sólo esquivar lo que no queremos? Qué hay al final? vale, ya sé lo que hay en tu final, hay finales similares para todos? para mí?

Sieslo... no sé silenciar mi mente. Creo que ahí está el problema