viernes, 5 de febrero de 2010

Toy enferma (otra vez)

Creo que he pasado las peores 24 horas de mi vida, o eso creo hoy mismo, cuando el dolor del oído izquierdo aun es agonizante e incluso los recuerdos de anoche mismo en el sofá se hacen aun insoportables.
Estoy mejor, si 'mejor' lo comparamos con la madrugada de ayer. Si lo comparamos con un estado de salud normal, estoy muy mal.
Era desesperante, de hecho creo que lo que más duele, además de la pura infección, es eso, la desesperación que te entra al ver que tomes lo que tomes, hagas lo que hagas, el dolor no disminuye, al contrario, crece, como mi mala suerte...
Te da tiempo a todo, hasta a repasar tu vida desde que naciste!! a inventarte que todo está bien, que todo es una mierda, que nada importa, que todo es un caos, que tu vida no te pertenece, que llevas las riendas. Así, de un lado al otro del péndulo sin moverte del sofá, sin ni siquiera parpadear porque hasta eso te duele. Lo malo de todo esto es que por mucho que cuentes cómo te dolía, nadie tiene ni puta idea!!!... Ays, el dolor, hasta describirlo es imposible, cómo va a ser posible vencerlo!?
Quizá mañana mejore, o no, yo ya no apuesto por nada, ni sé si me irán mejor las cosas o si por el contrario aun me quedan muchos días de esta mala etapa. Yo qué sé. Lo más curioso? es que me da todo igual...
Pd. La última frase es mentira, logicamente...

No hay comentarios: