jueves, 18 de febrero de 2010

Sin anclaje

Que me engancho a tus huesos, las cuerdas que me salvan, que no son los tuyos pero me valen. Que no eres tú pero estás, que buceo en mi sentimiento para buscar algo en lo que entretenerme, que me gusta lo que pienso y sueño, aunque no tenga fecha ni día anunciado. Que me estiro hasta tus piernas, que me sirven tus palabras, que me alienta tu destino junto al mío, aunque yo no aparezca en tu futuro. Que me cuelgo de la ilusión, que no queda nada salvo yo pero te hago de verdad, te hago real, hasta que nos colamos por las rendijas del presente para volar al mañana imposible...

8 comentarios:

Fernando. dijo...

Los sueños se hacen muchas veces realidades. Eso sí, hay que echar mucho valor y sumergirse en un sueño muy profundo. Así llegará a ser tu propio sueño y triunfarás. Te lo deseo con mi amistad. Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Que bellos pensamientos ,Nadie deberia estar solo cuando sueña o si ...

Lely Vehuel dijo...

La visita a este tu sitio, me reconforta cada vez que paso y me voy muy reconfortado, tus letras y tus imagenes estan verdaderamente muy bien.Pásate por Pregrino de Sabiduria que algo nuevo esta para ser leido. Mucha luz y hasta pronto.

Sí es lo que parece dijo...

Me encanta soñar, esos sueños en los que puede ser lo que no es, en los que lo lejano se acerca a tu lado, en los que la pena se vuelve alegría.

Me pueden quitar todo, excepto mis sueños

Besos

Nebroa dijo...

Fernando, gracias. Dices 'a veces' se hacen realidad. Y en el otro resto de veces? qué hago con mis sueños? Como decía Clint anoche en 'Los puentes de madison', al menos me alegraré por haberlos tenido...No?

Nebroa dijo...

Anónimo, algunos pueden compartirse, otros son tan íntimos y personales que como compañía sólo se necesita a la soledad

Nebroa dijo...

lely, allí estaré. Gracias por tus palabras y por la luz que dejas

Nebroa dijo...

Sieslo, gracias a quien sea, es lo único que no nos pueden arrebatar jamás, la imaginación