sábado, 27 de febrero de 2010

Ruidos

Soy la niña caprichosa que habita dentro de la que siempre escribe.
Quiero muchas cosas y me enfado exageradamente cuando no se cumplen.
Hoy quería algo que no sucederá.
Y estoy enfadada.
Mi otra amiga, la dulce que también es pequeña, está llorando.
Ella pone lágrimas, yo pongo rabia.
Nuestra hermana mayor no sabe lo que poner.
La oímos que susurra la palabra calma, pero nosotras no tenemos ni idea de lo que es eso.

2 comentarios:

Daeddalus dijo...

Asómate a la venta y grita... hoy más que nunca tus palabras se las llevará el viento.

Nebroa dijo...

La verdad es que no me vendría mal lo de gritar. Estoy como encerrada en alguna cárcel perdida...