viernes, 12 de febrero de 2010

QG

Quique es grande, aunque mida poco más de metro y medio, pero es grande, inmenso y su silueta, la huella que deja, la sombra que se queda conmigo cuando él se va es larga, como su pelo, que cada día le crece más rápido. Me gusta, su música, claro, y su voz genuina y particular, como el patio, me gusta... y me gusta él. Porque siempre me han gustado los de ese estilo marcado que va desde lo andrajoso a lo pordiosero. Los pobruzos, como les llama mi amigo A. Me gusta él, y sus canciones, y sus discos y sus letras. Me gustan sus conciertos, en los que no pertenezco al público, y me convierto en la que va en el asiento de al lado mientras él susurra los temas que creó hace no sé cuánto. Me gusta él y me gusto yo cuando lo escucho, o lo veo, o lo canto, o lo pienso. Me gusta lo que sueño, me gustan las sonrisas que destapo. Lo que soy capaz de pensar. Imaginar. Me gusta cambiarme de sitio para ver su concierto con E, me gusta que vaya mi hermano, que esté R con su mujer, poder llamar a B en cualquier canción para que sepa que me acuerdo de él, me gusta que él se ría de mí porque un día en un concierto en Elche le grité: Quiqueee, me pones muchoooo...
Me gusta. Aunque no esté a mi lado, aunque sepa que nunca podré hablarle de nada. Me gusta porque los trozos de vida que mete con calzador en cada canción me llevan a otro mundo, y soy la que se baña en salitre o la que grita que la suerte es una ramera, la que se desvive por encontrar un amor que no cueste trabajo o la que se va alejando de ti... Esta noche me he llevado la luna debajo del brazo al salir del auditorio, y he comprado cerillas del daikirie blues para alumbrar una vida que tenía trazas de querer apagarse pero que debe saber que no estoy dispuesta a bajar el telón...


(Edito: Canción de goear aniquilada por problemas no sé dónde!)

4 comentarios:

E dijo...

Me gusta esta entrada. Mucho.
Y me ha gustado compartir la noche contigo, renunciando a tu asiento de primera fila siestirolamanoletocoloshuevos, para verlo conmigo. Nos hemos reído, ha sonado muy bien y me ha descubierto muchas cosas.
Gracias por hacerme de "guia". Te quiero, rubia.

Nebroa dijo...

Yo sí que te quiero. Y cada día aprendo a disfrutarte más, que no sé si te has dado cuenn :)

Cordelia dijo...

¡qué gran poder tiene la música!

Nebroa dijo...

Pra mí sí cordelia, mucho. Y cada vez que crece el sol, aumenta también mi pasión por ella