viernes, 26 de febrero de 2010

La noche que no fue nuestra

Estuvimos revolviendo sonidos, alterando voces y peinando ruidos. Estuvimos en su cálida cueva llena de recuerdos.
Habló, trabajó y animó a mis labios a reir. Obedecí con la risa esbelta que de tantas ganas de crecer, se me desborda por los ojos. Reí, escuché y miré sus piernas, su nariz y su boca ensangrentada de otros besos. Él miraba el cristal y yo miraba cómo quedaría su reflejo sobre mi piel si un día nos desnudásemos a la vez.
Él no pensó en mí y yo aun lo tengo en la contraportada de mis ideas.
Una sola noche con dos caras invertidas. La de él tenía mi compañía para evitar la austera soledad que pone al descubierto las lágrimas, la mía se estrelló en el muro invisible que rodeaba su postura.
Él allí y yo en el otro lado. Yo aquí y él tan lejos...

3 comentarios:

Sandra (Atelier) dijo...

Es muy triste cuando quieres (quisiste) a alguien y te das cuenta que nunca fuiste, sos ni serás nada para esa persona.
No en vano se suele decir que de todo se aprende y así debe de ser.

"El allí y yo en el otro lado. Yo aquí y él tan lejos" y cuanto más pueda alejarse él, mejor será ;)
Saludos

Verónica dijo...

Mira que hay maneras de expresarlo, pero, sinceramente, jamás se me hubiera ocurrido decir que la boca de aquel que deseaba estaba ensangrentada de otros besos.

Otra más para la colección, y ya van unas cuantas. Un día tengo que animarme y escribir un post con vuestras imágenes más célebres.

Un beso

Nebroa dijo...

Sandre, bienvenida, es triste amar y no ser correspondido. Es como una pérdida de tiempo. Aunque el amor sea más que todo eso, sea grande y no espera resultados. Pero ese amor, ese nunca lo sentí, el otro, el habitual, ese sí que trae lágrimas cuando nadie vierte en ti las misma ilsiones, ese sí lo he sufrido más de una vez...

Verónica, yo antes tenía un archivo donde pegaba y guardaba las perlas que leía por ahí, por aquí, en estos blogs llenos de personas con muchas cosas dentro. Luego hacía alguna entrada con las que más me gustaban. Y la verdad, no sé por qué dejé de hacerlo!! ;)