jueves, 18 de febrero de 2010

El breve espacio en el que no me encuentro

No voy a ninguna parte, me quedo aquí, parada, estancada y clavada al presente. No me dirijo a ningún horizonte. Como no sé por dónde coger las riendas, he decidido soltarlas y que algo las mueva. Yo ahora no puedo. No sé. Me voy a convertir en uno de ellos, de los que no se miran, ni piensan, ni deciden. De los que se dejan llevar por algo que ya no es que no sepan qué es, es que tampoco quieren saberlo.
Voy a ser una más entre la multitud, al menos durante 2 minutos...

5 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Algo me decía mientras te leía, cómo acabarías..."al menos durante 2 minutos" ;) Todos nos sentimos así, estamos en nuestro derecho, al menos durante unos minutos o unas horas o incluso unos días. Pero ten seguro, (se que lo sabes y lo haces) que a continuación agarras las riendas con mucha más fuerza que antes.

Besos

Fernando. dijo...

La verdad es que todos tenemos esos instantes de rebeldía y decidimos abandonarmos. Bueno, no está mal, es una especie de descanso del alma, sin preocupaciones ni deseos. Algo así como un nirvana. De vez en cuando no es malo. Si es para siempre, puede ser perverso. Un cordial saludo.

Subterráneo dijo...

Bueno, por lo menos estás en el presente. Y todo el mundo siente la dejadez de dos minutos; aunque fuesen diez, tampoco estaría mal.
O sea: el tiempo de respirar hondo y tomar impulso.

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tajuancha@gmail.com
Un beso. Saludos.

Nebroa dijo...

Sieslo, no se me da nada bien, suspendo a menudo la asignatura. Ni esos dos minutos sé hacerlo bien...

Y tan perverso Fernando que nada, ni esos dos minutos soy capaz de cumplir mi deseo, no sea que me quede ahí enganchada!

Subterraneo, me gustaría, a veces, evadirme así, aunque suene paradójico pues sería el momento más presente de todos. Pero no sé. A ti, cómo se te da?

Tatiana, te escribiré, pero puedes haceerlo, claro, sin problemas :)