miércoles, 3 de febrero de 2010

Anafranil...

Las odiaba, las menospreciaba, me prometí setecientas veces que jamás las tomaría. Pero la enfermedad y mi total abandono del resto de salidas me llevaron a tomarlas. Hoy, casi 10 años después apenas me quedan 3 que tomar. Sólo 3, y una etapa de mi vida dirá un medio adiós. Se llaman 'anafranil', eran rosas y luego amarillas. Dentro de unos días serán invisibles...

6 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Pues mi más sincera enhorabuena, sólo quedan tres y con la última tomarás todo el aire que puedas, para recorrer tu nuevo y fabuloso camino.
Ir cerrando capítulos en la vida no está nada mal, así puedes empezar uno nuevo.

Saludos

Maeve dijo...

Enhorabuena Nebroa:)
La vida, sin ellas, sólo es diferente. Al principio puede parecer peor, pero no es cierto.Tal vez más áspera, pero no más mala. Dale una oportunidad a la vida de su auténtico color :)

Frida la Llorona dijo...

Anafranil + Nobritol, de verdad que me muero cuando veo que tu compañera ha sido el Anafranil...bestial...sabes? 15 años tomé yo ese mismo coctel....su cajita amarilla...a la hora de ir a dormir, naranjita y ranurada en medio....
Algo más en común, algo más...

Nebroa dijo...

'Sí', el capítulo no se cierra por completo, digamos que uno sí, pero el libro aun queda abierto. Me queda otra, otra pastilla que me ha acompañado durante los 10 años, y me la pienso cargar... :)

Maeve, estaba y estoy deseando ver la vida de nuevo en todo su esplendor, está claro que las pastillas no te ponen unas gafas para que no puedas ver la realidad, pero al fin y al cabo yo siempre pienso que no nací con ellas, y algo harán en mi mente, que enturbie la verdadera realidad. Quiero probar a sentir sin ellas, a depurar el organismo, a vencer esa etapa, quizá no pueda, pero yo quiero intentarlo... Gracias por entenderme :)

Frida... Diría que siento que coincidamos en eso... ya sabes. Pero por otro lado me siento acompañada y comprendida. Mi duo era Anafranil y Trileptal, esta última sigue conmigo, pero a partir de abril irá desapareciendo, espero de corazón que mi cuerpo tenga ganas como yo y me ayude a decirles adiós... Mua

Anónimo dijo...

Nebroa , mucha suerte en tu nueva andadura. Yo ando igual sólo que me quedan unos años más. Cuando esté sin ellas me iría contigo a celebrarlo. B N

Nebroa dijo...

Anónimo, prométeme lo que cuentas. Prométeme que cuando las dejes, cuando tu organismo decida que hasta aquí, vendrás a invitarme a la primera de las cervezas!