miércoles, 13 de enero de 2010

Memoria o cómo llamarlo?


Mira que hay personas que saben cosas, eh? que si libros, obras de teatro, discos del año catapún, marcas de guitarras, autores de comics, directores de pelis...

Pero no es que haya personas 'sueltas' que, cada una por su lado, sepan de cada una de estas cosas, no, es que hay personas inidviduales, dotadas de esa inquietante mente que todo lo recuerda, que saben de TODO. Joder! se lo saben! Así, suena tan fácil, les oyes hablar, les lees, y míralos, como si hablaran de diferentes marcas de supermercados de la ciudad! Los admiro! profundamente!

Ufff... Será el autobús que me atropelló el que consiguió volverme una dejada de por vida para todo eso? o es que antes ya era un desastre con patas?

Yo? da gracias a que recuerdo mis dos nombres seguidos de sus dos apellidos y porque éstos últimos son facilísimos que si no...

20 comentarios:

Maeve dijo...

Nebroooaaa! Qué yo antes era uno de esos y ya noooo!
Me puse mala un día y me quedé sin cerebrooo!
No pasa nada, siempre nos quedarán las agendas y google...o es su defecto, los amigos que no se enfadan porque nos olvidamos de su aniversarios. Ce la vie!

jorge dijo...

jejejeejejeje

Me gusta que escriban entradas hablando de mi.

Quienes te conozca, se acostumbran y aceptan.

Soy nuevo por aqui ¿te atropello un bus?

Fiebre dijo...

Niña, o ssssea (tono pijo)
¿Tú, tás tonta o qué?

Si acaso el accidente te habrá dejao "agilipollá" para no ver lo que todos vemos.
Tu brillantez, tu clarivencia, tu extrema sensibilidad, tu empatía, tu amabilidad, tu cercanía... lo malo es esa autoexigencia y autocrítica que a veces no viene a cuento,y que hace que te veas veinte escalones por debajo de lo que los demás te vemos etc etc
De verdad mi niña que me aburre tu manera de verte.
Te propongo un desafío:
O me llevas a Murcia con algún "cebo".
O te vienes a Málaga.
Aquí si tengo sitio para ti...

Estoy harta de decirte virtualmente lo mucho que vales, aunque fueras más fea que Picio(que no lo eres, joía), pero lo que vales.. lo vales.
Y si me conoces un poquito, sabes que no sirvo para ´dorarle la píldora ni a mi padre´.

Amanda dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro de lo que te lo ha dicho Fiebre...

Cassiopeia dijo...

Recién aterrizo, y me quedo!
Pero no puedo salir sin decirte que con no haber perdido la capacidad de amar tras dos craneotomías (sííí... a mí sí me abrieron el cerebro)... soy feliz!
Un abrazote

Edu dijo...

Algunas personas, solo son sabias de su propia ignorancia, como manifesto Socrates, humildad en el conocimiento.
Un Saludo

Nebroa dijo...

La verdad es que me da igual no recordar cosas, de hecho me descojono la mayoría de las veces en situaciones un tanto incómodas, para los demás claro, porque yo me río! Es como vivir una vida nueva cada vez que te cuentan un recuerdo que no está localizado en mi mente! Aleee! Vivan las agendas! O en si defecto, el 'único presente'! :)

Nebroa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nebroa dijo...

jajaj jorge, la verdad es que Hécuba y tú me recordasteis la noche pasada a ese tipo de gente. Sois la leche!! literalmente!! mola!
Y sí, me llevó p'alante un bus hace ya casi 9 años (o 10, porque con mi memoria no lo séee!) pero amos, que ese asunto lo que me ha traído es muchas risas, algún defecto de fábrica, pero sobretodo una gran historia que poder contar!

Nebroa dijo...

Fiebre mari pili!! jajaj a ver, por partes!!
El autobús me dejó igual que estaba, salvo lo de la memoria, que apenas le doy importancia, más bien elogio a quienes la tienen, pero no me subestimo por mi excasa capacidad para el recuerdo.
Más cosas, el otro lado, el de los piropos que me dices, GRACIAS, me gusta regodearme en los ojos que ven algo bueno en mí.
Lo de la exigencia personal y autocrítica, bueno, hoy prefiero mirarlas como cualidades que me han hecho avanzar hasta llegar a ser quien soy y no quedarme anclada en lo primero que llegué a ser... me gusta la evoluvión, que hay otras maneras de crecer? sí, seguro! pero mira, esa ha sido la mía, y supongo que ya sabes que intento quitarme la parte destructiva y quedarme con la que construye...
Más. Tenemos lo del aburrimiento! jajaj me parece bien que te aburra mi manera de verme, supongo que este comentario será más una respuesta a varias entradas y no a esta en concreto, porque como te decía, no me siento inferior por no recordar cosas, sólo apuntaba mi admiración por quienes saben y recuerdan muchas cosas. Cualidad que yo no tengo, lo afirmo, pero no por eso me tiro bajo tierra. Si es por el conjunto de varias de mis palabras, bueno, siento aburrirte, yo sólo intento salir y subir. Que aburre mi manera lenta y pausada de hacerlo? quizá, a mí también me aburre muchas veces, pero de momento es lo que hay.
Respecto a ir a Málaga o que vengas con algún cebo a Murcia, me pondré a ello y espero que antes de que llegue el calor pueda mirarte a los ojos.
Gracias por todo lo demás flor, por tomarte tu tiempo para decirme cuatro cosas y por escuchar esta respuesta si estás por aquí de nuevo :)

Amanda! Hola, me alegra volver a verte aquí... Has leído la respuesta a fiebre? pues eso!

Nebroa dijo...

*se me ha colado una x muy fea en 'escasa'

Nebroa dijo...

Alaaa! cassi! tú eres más xagerá!! Me alegra enormemente que no tocase nadie esa zona enamorada de la vida que anda por ahí dentro :)

Nebroa dijo...

Edu, he ido a ver tu perfil cuando he leído tu respuesta. Interesante tu manera de defiinirte, me ha gustado...
Respecto a la frase de sócrates (que como es lógico no recordaba que era de él :p), anda que no da para hablar. Hablamos de la humildad? de la sabiduría que nunca será alcanzada? La humildad a veces es malinterpretada por los demás, tendemos a presumir que la persona humilde que no alardea de sus virtudes se está perdiendo algo, o que si no las explota no alcanzará el 'éxito'.
Los sabios que no saben que lo que saben es poco o nada, tal vez eso les da la seguridad suficiente para mantenerse vivo en este mundo de locos en el que si no expones al aire tu valía, los demás te comen como ratas de cloaca...
Al final supongo que cada uno escoge el traje que mejor le sienta para poder mantenerse a flote.
Yo aun no sé con qué vestirme, y así ando por el mundo...

hécuba dijo...

¿yooooo?

Zara dijo...

Dios, es mi profesora de historia! Lo sabe todo la jodía! no entiendo tanto conocimiento en un sólo cerebro! jajajajaj
Así que recuerdas tus nombres y sus dos apellidos, q bonito eso :)

Amanda dijo...

"(...) los piropos que me dices, GRACIAS, me gusta regodearme en los ojos que ven algo bueno en mí."

Aunque te cueste creer lo que otros ven en ti, necesitas regodearte con sus miradas...
Unas veces para dar crédito a los propios juicios contra ti misma.
Otras para compensarte del expolio que sientes en ti cuando se te va la mano juzgándote.
A veces te aburres de ese patrón que sin embargo, sabe, nos afecta a todos aquellos que no tenemos formulada una opinión personal, precisamente lo que se dice muy amorosa.
El día que te aburras de verdad, dejarás de hacerlo por mucho que te asalten las ganas.

Nebroa dijo...

Amanda, gracias...
El aburrimiento supongo que fue una de las claves para el resurgir. Ayer mismo me decía un amigo que en los casi 3 años que me conoce he cambiado mucho, mi tristeza extrema apenas se ve ya y mi lograda sonrisa se hace cada vez más extensa. Se aburre uno también de ser feliz y de sentirse pleno!?!? Dime que no anda...
Los piropos, eterna asignatura pendiente, aprender a elogiarme yo misma, no?

Nebroa dijo...

Sí Hécuba!! tú!! es genial!!

Zara, dile a tu profe que abra un blog! jaja

Amanda dijo...

Pregúntale a Dios si se aburre y espera que te conteste a su modo...

Pero no deja de ser sintomático que te cuestiones la duración de la plenitud, antes de reconocerte en ella. O sea, que si ser feliz resulta aburrido, entonces mejor seguir sufriendo...

Mmmmm... qué ricas las puyas del dolor... esas que se confunden con las fronteras del placer...

La felicidad es un estado del ser, no del ego, que siempre anda entre dualidades.

Nebroa dijo...

Ya lo sé Amanda! Quizá volví a pecar de jugar con las palabras para preguntar una gilipollez, que según tú no lo es tanto cuando me lo cuestiono durante, al menos, un mili segundo.
No, no me pregunto si uno se aburre de ser feliz, no, sé que no, si mi mente se dejase regir por algo así no estaría caminando por el sendero que he escogido.