viernes, 8 de enero de 2010

Me observan

Me ha llamado mi sobrina Alba, la mayor de 16 años (un día le dedicaré un texto, porque además de que me lo ha pedido, también yo se lo quiero hacer) para preguntarme la dirección del blog...
Mi hermano, que es el mayor es su padre, se llama Jose y quizá esté leyendo ahora mismo esto. El caso es que en casa saben cómo soy, cómo pego chapas infumables acerca de la vida y esas profundidades que me gusta investigar, y que estoy más p'allá que p'acá. Pero quizá dejar al descubierto quién soy, qué soy, qué pienso y qué hago sin tenerlos delante, me pone un poco incómoda. No, no me inquieta, vale, en realidad tampoco me incomoda del todo, es sólo que me sale la vena esa preguntona: Uy, qué pensarán de mí después de leerme? acaso seguirán pensando lo mismo o cambiará su imagen de mí? será distinto lo que lean a lo que piensan?...
Si al final han entrado a leer algo y no se han perdido entre rubias platino y fotos de bruce, el domingo quizá me enteraré... Porque otra cosa no, pero hablar, lo que se dice hablar, me gusta mucho

3 comentarios:

silvo dijo...

!Qué susto!´por el título de la entrada creí que me habías descubierto jaja, no tienes nada que ocultar ya que expresas clarito lo que piensas, un beso Nebroa

Nebroa dijo...

Eso parece silvo, y además eso intento!

Zara dijo...

Yo también pienso eso de la imagen sobre mi y de lo que pensarán. También me da miedo que me descubran demasiado jeje (ui cuantos miedos me estan saliendo a mi hoy xD)