sábado, 23 de enero de 2010

Me divertí
Hasta pude tener besos fingidos
Nada ocurrió salvo que mis labios se estiraron hasta la carcajada
Al llegar a casa... alguien me ignoró, y me sentí un poco triste... Sólo un poco
Mañana más, y quizá mejor

3 comentarios:

hécuba dijo...

Qué mal te quedas cuando esperas noticias de alguien o que alguien te haga caso y ves que no, ¿verdad?.

Mery Larrinua dijo...

...esconde en tu bolsillo, unos segundos de felicidad...y trata de no agotarlos...
un beso

Nebroa dijo...

Sí Hécuba. La verdad es que se te queda cara de gilipollas, sin saber muy bien si te cae un poco mál el que pasa de ti o tú misma por esperar lo inesperado...

Mery, lo que intento es hacer mis bolsillos más grandes