sábado, 30 de enero de 2010

Los objetos perdidos

Dónde está la seguridad? la confianza que me permitía ser yo siempre? libre, sin ataduras, sin miedos, sin temor? Dónde se quedaron las ganas, la fuerza, la tenacidad, ese mágico impulso que me alegraba las tardes, dotándome de alas para inciar los vuelos que me proponía? Dónde están las ganas de preguntarle al amor si me dejaba saborearlo por momentos? Dónde se fue toda esa Ana?
Por qué sólo veo el enfado, o la rabia, o la desgana, por saber que he llegado hasta aquí, aniquilando barreras, rompiendo muros, y me miro en el espejo y sólo puedo ver una sombra? Dónde se quedó todo lo que una vez fui?

2 comentarios:

Sí es lo que parece dijo...

Seguro todo aquello está en un lugar, escondido para que no vuelvan a hacerle daño y esperando recobrar las fuerzas e ilusión para salir de nuevo. Y se por experiencia que saldrá.

Saludos

Nebroa dijo...

La primera parte es cierta, cuando el tiempo pasa y las circunstancias asoman, sé que me escondo, que oculto esa parte de mí tan dolorida para que las cicatrices no se habran, pero no sé cuándo resurgirán, cuando las dejaré salir... Me alegra que tu experiencia te haya contado que salieron, me alegra, y dejo volar a la niña que hay en mí y que quiere creer...