miércoles, 6 de enero de 2010

Infinitos caminos

Esta noche hablaba con E de los caminos personales, íntimos e indivisibles...
Las circunstancias de la vida, las de ahí fuera, marcan tus cruces, tus decisiones, tus avances.
Las de dentro están marcadas en mayor o menor grado por lo que sucede dentro del tiempo y del espacio. Querría decir que no, que ya he experimentado que primero es 'dentro' y luego es 'fuera', pero hasta ahora sólo me lo han contado, sólo lo he leído, lo he escuchado, pero no lo he sentido... Así que ahora, quien soy está segura de que aquello con lo que te encuentras al abrir los ojos, guiará tu destino, tu futuro. Hará crecer a la persona que eres para convertirla en alguien nuevo en el mañana...
Yo no sería quién soy si en aquellos 21 años no hubiese decidido dejar al novio que pudo haber sido el marido de mi vida. Si hubiera seguido el ritmo más o menos establecido por el ambiente más cercano, quizá no hubiera tenido tantas horas de soledad, donde forjé quién soy ahora.
No sería la misma si en alguno de los tramos de la senda que recorrí hubiese aparecido alguien para quedarse, alguien en quien apoyarme durante más de un rato y alguien a quién contarle qué me ocurría dentro.
Me observo y observo a los demás, a los que en algún momento pasaron por lo mismo que yo, pero que desviaron su dirección en otro sentido diferente al mío, porque algo se cruzó enmedio de sus días...
No somos los mismos. Aunque a veces parezca que todos vamos en el mismo barco.
El mismo mar, pero no navegamos en la misma nave, ni giramos el timón de manera similar...

2 comentarios:

Cicatrices en el suelo dijo...

Eso es justo lo que a mi me ocurre y, créeme, que me siento terriblemente afortunada de mis cambios de sentido (sentido de sentir), mis estacionamientos en vados permanentes hasta que alguien me hacía moverme de allí por obligación y de mis camicaces huídas en dirección contraria...
Hoy me siento una naranja cuadrada y amarilla, mientras el resto de las naranjas convencionales con las que me he cruzado en mi camino continúan sobre esa cinta de elaboración con un guión preescrito a sus espaldas.
Siéntete orgullosa de salirte de la norma general pues, cada día más, siento que somos los afortunados

Nebroa dijo...

Yo también lo siento así. Pero ahora. No antes. Me costó mucho entenderlo, aceptarlos, rendirme a la evidencia y por fin admirar mi camino...
Aun así, aun tengo días de bajada y preguntas. Dudas y esas mierdecillas que supongo que te suenan!