sábado, 16 de enero de 2010

Dios te bendiga...

Dice que con este pelo me he convertido en sexi. Le digo que quien no es sexi no lo consigue con el pelo, con liguero, con medias hasta medio muslo ni con sólo una corbata y labios carmín.
Dice que en realidad yo ya lo era antes, aunque vaya en pijama y con bufanda gris de lana.
Le digo que sabe mentir como nadie y que lleve cuidado no lo vayan a bendecir mañana que es el día en el que bendicen a los animales...

3 comentarios:

Ex-compi dijo...

Y no te dijeron que eras sexi de la palabra...

Mery Larrinua dijo...

...tu no quieres creerlo...
un abrazo

Nebroa dijo...

Ex, qué bonito lo que dices.

Mery, supongo que es eso. Que las cualidades sólo cobran vida cuando una misma las ondea en la mente