miércoles, 27 de enero de 2010

Desaparecida

Sé que estoy ausente, que no me centro, que mi mente vuela demasiado y que necesito un poco de descanso. Sé que no estoy para casi nadie, que apenas tengo ganas de hablar y que me cuesta mantenerme a flote con normalidad. Pero estoy bien, no pasa nada que no pueda solucionarse, volveré a ser la que era, sólo es que necesito un poco de tiempo, para mí, para no ir acelerada, para relajarme, para que no me parezca todo un vendaval de huracanes, para calmarme, para respirar... Sólo necesito eso, un poco de tiempo para mí. Aun queriendo eso no lo consigo, pero sé que con horas saltando sin prisa por mi reloj, lo conseguiré...

4 comentarios:

Maeve dijo...

Lo tienes claro. Me alegra :)

Fiebre dijo...

Pues sí niña. Yo me he cogido domingo lunes y martes...y hoy ya vuelve casi a salir el sol, aunque no ayuda mucho el que en Málaga llueva a cántaros.
Un beso y un abrazo cálido, de esos de regusto a café y confidencias.

Suso dijo...

Necesitas un día sin reloj, sin oxidada rutina, un día para ti, solo para ver el atardecer, tomar un café o leer un buen libro. Me gustó leerte aunque sea en un mal día. besos.

Verónica dijo...

Si ... un instante íntimo, le llamo yo a eso que tu cuentas.

De cuando en cuando es necesario no estar para nadie .... Imprescindible.

Que te aproveche.