viernes, 29 de enero de 2010

Cenar con Eme y hablar así como cerca de 3 horas ha sido un gran momento.
Así, tan simple y tan normal que sin esperarlo, se te llenan las arcas de ganas de continuar.
La verdad es que esto de vivir va a resultar de los más entretenido...

No hay comentarios: