sábado, 16 de enero de 2010

Ausencias

Mi mente decide ignorar algunas de las lecciones recien aprendidas y vaga alocada por los callejones sin salida de la ciudad de las carencias.
La veo vagabundear por los semáforos regodeándose en las faltas, los deterioros y las ausencias.
Mira a un lado, mira a otro, antes de cruzar al vagón del tedio, del hastío y de los huracanes sin viento... Nada por aquí, nada por allá, sólo el eclipse de abrazos que ya no siente.
Recorre los senderos del cero impoluto, dirección al vacío en el que se ha convertido su alcoba.
Se desvaneció el amor contado, el amor dispuesto, el amor soñado. No quedan palabras, ni canciones ni poesías. Sólo la pobreza de besos en el espejo...

4 comentarios:

Escribir es seducir dijo...

QUE BONITAS PALABRAS FELICITACIONES!!!!!!!!!!!!!!!!

Nebroa dijo...

Gracias...
Francamente he de decir que a mí me encantan!! jajaj...
Ya lo comenté en una ocasión, suelen gustarme precisamente aquellas en las que nadie (o casi nadie!) ve nada especial!
Gracias!

Amanda dijo...

Lo especial es la tristeza que evocas.

Pero mucha...

Nebroa dijo...

Bueno... Lo sé. Lo sabía al escribirlas