jueves, 14 de enero de 2010

Aprovechando

Caben tantas cosas en uno solo de mis días que saben ricos cuando los miras desde la ventana, desde donde se ve la noche venir a robarle las fuerzas a este cuerpo que ya pide descanso.
Caben conversaciones del amor, de restaurantes, de la soledad, de la tele y de mi color de pelo. Caben palabras adornadas con todos los pensamientos siempre trascendentes acerca de una vida que no quiero que se me escape.
Cabe una comida caliente con mi madre y mi sobrina grabándose en la cámara fría del teléfono, cabe un café con juegos de niñas, cabe pasear a María por los pasillos del supermercado como si fuésemos Carlos Sainz y el de 'a raaassss'
Caben recuerdos para mi vecino que se fue a dormir al lado desconocido, encuentros con personas a las que quiero y abrazo sin parar para que sepan lo que las admiro, caben risas con mi padre al que le digo que por qué no se mete a sacristán y coge algunas perrillas del cestillo de la iglesia para llevar a mi madre a cenar, cabe mi mirada en el espejo del ascensor viendo a una desconocida Ana más rubia que nunca.
Cabe echar de menos a Javi, presente en mi mente como un angel de la guarda con el que reirme de todo, caben ideas expresadas aquí, visitas a otros mundos e imaginación desbordada, caben vuelos a Pisa en febrero e historias de amor imaginadas contigo.
Y creo que aun cabe una ensalada de arroz mientras miro las flores frescas de color naranaja que puse ayer tarde en el salón y que empiezan a despertar...

5 comentarios:

hécuba dijo...

Y que sigan cabiendo cosas buenas, y quizá no tan buenas, pero que sigan cabiendo... :

jorge dijo...

Que magnifico, ¿verdad?

Que quepan tantas cosas en nuestros dias.

Tan sencillas, tan simples pero tan imprescindibles para que consideremos satisfactoria nuestra jornada.

Aunque -todo sea dicho- hablar de tu pelo ocupa mucho. (jejeje).

Zara dijo...

Vaya!
qué de cosas lindas caben en tus días! están llenos de pequeñas cosas que nos hacer ser felices, y que bien que sepas valorarlas :)

Fiebre dijo...

¿Y te cabe un chuletón conmigo en primavera?
:P

Nebroa dijo...

Fiebre, no, no me cabe uno
Me caben varios!!