martes, 22 de diciembre de 2009

A veces pienso que la vida es bonita, dulce, tierna, espléndida... que puede levantar polvo a tu paso, que vuelve rojo el universo que hay arriba, que...
Pero a veces siento que es tan triste, que puede ser tan inmensamente dolorosa, capaz de quitar toda la piel que recubre nuestro corazón... y empiezo a pensar que todo acaba, que nada perdura, que no hay alegrías infinitas, que...
Y entre ir y venir del cielo, entre pasear y trotar por el infierno, deambulan mis entrañas.
Desde el agujerito que dejan abiertos mis ojos, observo la vida, observo mi mundo, el espacio que he logrado crear... y sueño despierta, anhelo la llegada del futuro, o me estanco en el presente, o recuerdo el pasado infinito que se escapa entre mi gastada memoria...
A veces toda la sensibilidad que cabe dentro del mundo que me gobierna, viene a visitarme, y se me quedan las ganas en el salón, mientras me voy a la cama a desconectar los cables que me unen a esta ilusión...

11 comentarios:

silvo dijo...

La vida es bonita y bella aunque tanbién tiene su opuesto, pero la haces bella cuando la describes en tus entradas Nebroa, besos y Feli Navidad

Maeve dijo...

No me gusta nada verte así. Reflexiva sí, pero entristecida no.

Recuerda siempre siempre lo que tienes y a quien tienes Nebroa guapa :)

Verónica dijo...

Supongo que en eso consiste la vida, en mirar hacia el futuro aceptando el presente y jugando con el pasado.

Eso sí, expresarlo tan bien cómo tú lo haces es otra historia diferente ... Muy diferente.

Zara dijo...

La verdad es que vivir es sufrir.
Pero no dejo de pensar que merece la pena.
Y claramente, no dudes que todo acaba, que nada perdura y que no existen las alegrías infinitas.

Zara dijo...

Oye Anaaaa, que le pasa a mi blog contigo? o a ti con él! que ya no os hablais!

Nebroa dijo...

silvo...ya sé que la vida es eso, ahora arriba, ahora abajo, y también sé que es mi 'punto débil', no terminar de aceptar esa gran verdad! Gracias por estar aquí...feliz navidá!:)

Nebroa dijo...

Maeve, gracias encanto! No se me olvida, ahora casi nunca se me olvida. Y he aprendido a agradecer todo cuanto me rodea... aunque a veces se me enturbie la visión, sé que todo sigue estando ahí! Mua

Nebroa dijo...

Verónica... y a ti, te gusta esta vida? así? :)

Nebroa dijo...

Zara...quiero borrar esa primera frase tuya, no quiero que vivir sea sufrir. No, quiero creer que la vida conlleva dolor a veces, pero no sufrimiento, que es distinto. Miénteme y dime que también tú lo crees!
Y capulla, a tu blog no le pasa nada conmigo, ni a mí con él! Estoy en fase desastre y no paseo por vuestros bares, nada, cero. Alguno por ahí suelto, pero nada...toy de refugio! Sorry!

Zara dijo...

en que se diferencia el dolor del sufrimiento?

Nebroa dijo...

El dolor es inevitable, es el que te avisa de que algo ha ido 'mal', es el que sientes cuando te acercas a cosas que tocan la fibra, las emociones... Es como ir a tocar una estufa ardiendo, existe dolor, hay un peligro y hasta el mismo cuerpo te avisa con ese dolor de que ahí sabes que no estarás bien. El sufrimiento sería estirar ese dolor hasta la saciedad, regodearte en él, ir y venir siempre al mismo lugar, aun sabiendo que existe ese dolor cuando te acercas, y después lamentarte mucho mucho porque la vida te trata mal. Tocar y tocar y tocar esa estufa ardiendo mil veces... diciéndole luego a la vida, a dios, o a como quieras llamarlo que por qué puso esa estufa ahí? justo donde tú estabas...
Entiences algo de esta malísima forma de expresarme!?!?