viernes, 25 de diciembre de 2009

Me apetece salir (un poco) de este océano en el que he querido convertir mis días. Me apetece sentir tan intensamente la vida en mi costado que cuando llegue a la cama por la noche, todas las fuerzas se hayan quedado por el camino.
Y aunque sé por dónde podría empezar, veo demasiadas líneas en el cristal...

2 comentarios:

Maeve dijo...

No sé bien que escribirte...ni a esta entrada ni a la anterior.

Sólo espero que disfrutes estos días de la familia, que tan importante es para ti...sólo disfrutar, asi, de los momentos sin más.

Un beso gordo :)

Nebroa dijo...

Maeve...gracias, créeme que lo hago, a menudo me recuerdo que eso es lo que hay, el presente