lunes, 28 de diciembre de 2009

El ahora cuando vivan el mañana...


Voy en el coche con mis sobrinas, hablamos, cantamos la de Amaral y la de Sabina, y nos reímos camino a casa.
Hablo con mi hermana de aquel viaje que hicimos con la abuela Antonia a Barcelona, cuando yo no tenía tetas y ella ya pensaba en los chicos malvados del bar de abajo.
Le doy importancia a mis momentos porque sé que quizá dentro de un tiempo ya no los recuerde, como no recuerdo muchas cosas de ese viaje con mi hermana, ni cómo dormíamos en el sofá del salón cuando papá y mamá no tenían dinero para hacer la habitación que se convertiría en nuestro refugio...
Le doy importancia a mi presente, al compartido con mis sobrinas, que con sus 6 y 10 años revolotean por casa bailando al son de la navidad. Y ellas? en el futuro, cuando hablen entre las dos de los tiempos pasados (justo estos que estamos viviendo), recordarán algo de lo que ahora yo les regalo? Recordarán las canciones de amaral y sabina en el coche de la tita, camino a la casa alquilada que tanto nos gustaba? Estamos escribiendo algo de historia? quedarán en su memoria las navidades que ahora nos tocan de lleno? El presente, el ahora, lo importante, será algo dentro de algunos años? se convertirá acaso en un recuerdo perdido en la memoria de alguien? Ni siquiera eso?

2 comentarios:

M@rcelo dijo...

Y claro que recordarán..., serán "sus" recuerdos desde el asiento de atrás del coche de aquella tía que les cantaba Amaral y Sabina. Ese momento que les regalas, ya no es solo tuyo, acabas de escribir la historia, tuya y de ellas, sin duda.
Como dice el poeta: mañana es de nuevo hoy...
Me gustó el relato.
Saludos

Nebroa dijo...

Marcelo, gracias por venir...
Me gusta esa parte de vida que va forjando la historia, la nuestra y la de los ojos que comparten esos instantes