sábado, 12 de diciembre de 2009

Cómo pueden moverse tanto las pasiones? Cómo pueden ir de un cuerpo a otro en cuestión de meses? de semanas e incluso días? Cómo pueden unos ojos quedarse despiertos toda una noche por alguien a quién arrancarías de su mundo para llevarlo al tuyo y de repente, al poco tiempo transcurrido, ser otros los ojos que llevarías a tu océano?
Qué curioso que se paseen por delante de tus narices cambiando de destino al instante... ahora es una, ahora es la otra, ahora es invisible, ahora me la invento...
Y aun le llaman amor a eso que te abre de par en par hacia un mundo concreto
y al mes siguiente te destroza el alma si ves otro mundo alterno
A los que sueñan cada noche con una mujer distinta...

6 comentarios:

hécuba dijo...

La gente no sabe lo que quiere...

Fiebre dijo...

Algunas sabermos lo que NO queremos Hécuba.
;)

Nebroa dijo...

En general no se sabe lo que se quiere, pero y si en este caso lo que quiere esa gente es precisamente lo que tiene? diversos ojos que acariciar?...

Fiebre... No saben lo que quieren, saben lo que no quieren
Me ha gustado el emparejamiento!
Como me gustas tú!! jajaj

Zara dijo...

Tanto movimiento es una mierda.
Yo me lio!

Nebroa dijo...

Imagínate, Zara, si uno de los destinos de ese movimiento ajeno somos nosotras mismas! entonces ya pa qué contarte, pa qué!?

Zara dijo...

Si es que no puede serrr!!!! jaja