lunes, 28 de diciembre de 2009

¿Basta un sólo segundo en la superficie
para que todo el fondo desaparezca?

Deja a tu mente libre, suelta las riendas, deja por un segundo de guiarte hacia donde quieres llegar... y cuando vuelvas a mirar justo al lugar desde donde decidiste dejarte llevar por la corriente, lo verás lleno de capas, velos y cortinas de alquitrán...

2 comentarios:

Cicatrices en el suelo dijo...

Del mismo modo en que se desaparece... así, en un solo segundo, vuelve a surgir. Asegúrate de que te has frotado los ojos antes de caer de nuevo en el descenso... y un buen escupitajo a las gafas de inmersión. Si no lo haces, se te empañan y seguirás sin ver nada.
El fondo es inalterable, lo que cambia es la manera en que disfrutamos de sus vistas

Nebroa dijo...

Cómo mne gusta lo que dices, cómo me gusta estar deacuerdo contigo!