jueves, 10 de diciembre de 2009

Ahora

Todo transcurre distinto en mi interior...
Le he dado calabazas al juez que me invadió tantas veces, y le he pedido perdón al bebé que lloraba en la esquina, he abrazado las antenas de esta cabeza salida de otros universos paralelos y he amenazado a mi memoria diciéndole que me quedaré con ella aunque no exista.
Mis días van del olvido al recuerdo. Olvidando que estoy viva y recordando que sigo aquí, de pie y sin ganas de marcharme, apretando los dientes sin daños colaterales y soltando las anclas si es que aun quedaba alguna.
Hay tempestades perdidas que aun buscan agujeritos para colarse y arrasar cimientos quebrantables, hay vendavales de sangre que surcan los océanos de mis tripas para arrojarlas al vacío de lo insondable, hay películas inventadas, cuentos soñados, historias aun no contadas.
Se ha teñido de rojo el mal aliento de este corazón demasiadas veces cicatrizado, se han vestido de azul mis alas y de blanco mis oídos...
Queda tanto por recorrer que aun no he empezado, me quedan tantos cielos que descubrir que aun permanezco en la oscuridad más absoluta si la comparo con la luz que ansío, pero ya no estoy donde estaba... Ahora persigo el ahora

Pd. El título del blog volverá a cambiar, como yo, que cambio a cada instante y me muevo sin parar, a través del viento, de las olas y de las sonrisas que aun me quedan por descorchar


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué bonito texto...

Nebroa dijo...

Gracias... a mí suelen gustarme los que no le gustan a nadie :)