domingo, 1 de noviembre de 2009

Un concierto sin compañía

Sola... hacer cosas sola... Hubo un tiempo en el que me aterraba hacer algunas cosas sola, después vino un tiempo en el que no me asustaba pero no las hacía, después di pasos sin compañía y me atreví a realizar determinadas tareas en soledad, no viéndolas extrañas, ni raras, ni peculiares, sólo algo normal, natural y gratificante además.
Pero siempre se me había resistido un concierto en soledad. O bien finalmente las escasas ganas de moverme me lo impidieron o bien em último término siempre iba acompañada. Hoy iré a ver a Elliot Murphy más sola que la luna, y además me apetece bastante, ya ves...


12 comentarios:

Mdme.Macarroni dijo...

A veces la soledad es tan gratificante... Y sobre todo se aprende de ella. Disfruta!

hécuba dijo...

Hacer cosas sola no está mal. Supongo que yo me acostumbré cuando mis padres me mandaban a Inglaterra a aprender inglés y o me quedaba en la casa que me tocase o me buscaba la vida yo sola. Así que siempre opté por lo segundo y ya ves. A los conciertos, por ejemplo, voy sola muchas veces. Al final, siempre acabas encontrando alguien por el camino :)
Disfrútalo.

Aida dijo...

Y seguro que lo pasas estupensamente. A mí me pasa algo parecido con el cine, nunca fui sola, y me da como cosilla...

Zara dijo...

Yo casi siempre hago las cosas sola.
Me gusta así.
Y he ido a un montón de conciertos sola, y al teatro, y de viaje.. y todo! jajaja
Así nadie me cohíbe.

Nebroa dijo...

Así fue, y así se cumplió. He ido sola, he disfrutado, he roto barreras, he pasado por encima de lo que creía que eran miedos, he encontrado a algunos conocidos y aun así, quería estar sola en mi butaca, de pie bailando, o sentada con los ojos cerrados, o sintiéndome feliz por un instante...
Gracias chicas :)

Luna dijo...

Buenas.
Felicidades por ese paso que acabas de dar...la soledad si es asumida, puede ser buena compañera.
Para mi la frase:"Mejor sola que mal acompañada", es una verdad como un templor.
Me alegro que hayas dado se paso...
Besos.
Rosa

Para dijo...

Escuchar la guitarra de Olivier y esa voz de Elliott cuando la saca realmente de dentro, cansada y fuerte... esos momentos son de cada uno y nada mas.
Me alegro que disfrutaras del concierto. Eres la tercera persona en 2 dias que me dice que iba a escuchar a Elliott y sola, cuanto me hubiera gustado estar en todos los casos, ultimamente tengo algo de gafe con él.

Nebroa dijo...

Luna, la satisfacción y la tranquilidad que puedo sentir cada vez que voy haciendo cosas sin compañía, sin sentirme un bicho raro ante mis propios ojos, es un estado de calma que antes no se producía. Es gratificante para mí, y me doy las caricias propias para otro logro :)

Para, cómo me gustaría ver alguno contigo!

I came dijo...

nunca dejes de ir a algo que puede ser especial por "sólo" estar "sola"...te perderás muchas emociones y ratos agradables. Puedes pensártelo si quieres 2 veces pero nunca una tercera.Este comentario me hizo recordar una de las veces que fui a un concierto sólo...de gospel (como me arrepentí de no haber ido el día anterior)...que paz, que sentimientos, que lágrimas...que acompañado, no sé si ocurriría.

Nebroa dijo...

Came, cuando hay una oportunidad a la vuelta de la esquina, de vivir (con mayúsculas)cualquier experiencia gratificante, ahora, apenas dudo. Y como dices, creo que las emociones se desatan con más facilidad cuando no te sientes acompañado, u observado, o mirado...

Fiebre dijo...

Pues yo ando sola por la vida como Pedro por su casa.
Y hay veces que hasta se agradece el no tener que supeditar tus impulsos a lo que quieran otros.

Nebroa dijo...

Es relajante fiebre, y es un gran ejercicio de 'libertad'. Pero sabes? lo 'difícil' es que los que me rodean comprendan que para mí ya es algo natural. El otro día hablé por tf con amigos antes de entrar al concierto. Ninguno lo entendió y lo atribuyeron más a pobrecitaaaa, que a algo que me hacía sentir más grande. Fíjate!