sábado, 21 de noviembre de 2009

Un baño al anochecer


Iba a darle un toque de sonrisas a este espacio de palabras, iba a ironizar, utilizar el sarcasmo que tanto me gusta para poder desconectar, iba a llevar a la superficie lo que me ha parecido tremendamente profundo.

Pero no... necesito el otro atisbo de trascendencia, necesito esbozar palabras que definan lo que el corazón ha sentido esta tarde, sumergido entre aguas cálidas y texturas de suavidad.

La tensión saliendo entre los dedos dominaba el lugar, el corazón latiendo veloz, la respiración golpeando el pasado... y las respuestas clavadas en l frente... Báñate.
Y hacía años que no desconectaba de tal forma...

Mi mente se enreda a menudo entre huracanes de ideas y aspiraciones, entre amarguras embotelladas y lágrimas invisibles. Suelo caminar hacia la luz, el empeño va dejando el rastro y puedo seguir sus huellas con más facilidad. Por eso esta tarde escuché ese 'báñate' arrancado desde los abismos, susurrando lento, llegando a contarme que no había otra cosa que hacer, ni otra cosa que pensar, ni otras ramas desde las que lanzarme.

Báñate...

Tres velas cerca del alma, incienso sin apellido y bata amarilla rodeando el cuerpo que tantas veces olvidé.
Respira, descansa, haz todo tan despacio como tiempo edad tiene la luna.
Enciende, abre, activa.
Relaja, sube el volumen, despréndete de la toalla de rizos caídos y bucea entre luces amarillas.
Extiende, estira y acaricia.
Desprende, abre y nada entre las algas de tu mundo silencioso.
Carga, llena, completa tus vacíos con la energía que tú misma desprendes.
Y duerme despierta...

Y todo recobra su forma, todo asciende a las nubes alcanzadas, dibujas un mundo tranquilo, escribes letras invisibles y con la cabeza aun entre las redes, desaparecen las celdas. No hay barrotes, no hay prisión, no hay meta. Todo es ahora. Acompañada por la paz, ya no es gris el color del lugar. Soy pez, y sirena, y estrellas de mar estancas. Soy calma, soy aire, soy la nada...



5 comentarios:

Amanda dijo...

Te desconectaste de una "realidad" y te conectaste con otra más amplia y más "real". ¿Cómo te sentiste?

Lo que tiende a minimizarte no puede ser más "real" que lo que te libera.

A tenor de "tu nada", recuerda las palabras de Wilber: "la vacuidad se manifiesta libremente.
Manifestarse libremente es la autoliberación."

pepperann dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
pepperann dijo...

Me encanta lo que escribes Nebroa.
UN besito y que todo te vaya genial :-)

Nebroa dijo...

Amanda, gracias. Por tantas cosas, y por llevarme de la mano a esa 'nada' libre en la que pude mostrarme anoche. Fue real, tan real como intenso y sorprendente. Tan sólo agua alrededor, y de repente poder sentirme tan igual a ella. Agua...

Nebroa dijo...

pep! bienvenido y muchas gracias por tus deseos...