viernes, 20 de noviembre de 2009

Poesía sin palabras

Ocho minutos...
Tan sólo necesitas ese espacio de quietud
para que lo efímero se convierta en eternidad...

Pd. Amanda, es para ti, mi ausencia no es lejanía

2 comentarios:

Amanda dijo...

Gracias Nebroa.
Ya conocía el vídeo. ¡¿A qué es increíble lo que hacen esas manos?!
Y ¡de la nada!

No hay ausencia sin presencia.
No hay lejanía sin cercanía.
Estate donde quieras, porque allá donde estés, no podrás sino estar cerca.

Por cierto, he encontrado la panacea. Te la paso.

http://www.youtube.com/watch?v=C0A41bMeyDs&feature=player_embedded

Desconozco los efectos secundarios.
Cuídate de ellos...

Nebroa dijo...

Amanda!! jajaj es genial! tú las tomas? porque el 'forte' es de lo más. Siempre teniendo en cuenta que el efecto se duplica si lo tomamos en ayunas!!
Siempre cerca. Aunque esté encima de las montañas o debajo de los puentes. Un abrazo, tan sentido que no cabe en ningún sitio