viernes, 20 de noviembre de 2009

En ninguna parte


Buenas tardes, me da una nube por favor?
Deme esa ancha y blandita, la que está a la derecha, según entras por la puerta del cielo, la ve? esa, podría envolvérmela, la quiero para regalármela. Ya la abriré en casa, despacio y con cuidado.
Qué vale? Bueno, da igual lo que cobre por ella, la quiero, y si no puedo tener esa porque está reservada para otros, buscaré la otra, justo la pequeñita y redonda, la que parece que tiene humo por los lados, la ves? pues esa.
Al fin y al cabo todas tienen la magia que necesito, precisamente la que estás pensando que tanto me falta. Al fin y al cabo todas parecen disponer de la calma que yo ansío.
Que para qué la quiero? Por la misma razón por la que las vendes tú. Para ser rica, aunque yo lo seré por dentro y tú lo hagas para serlo por fuera.
Cuando llegue a casa, la dejaré en la entrada, con la ventana abierta para que no se hunda, me desnudaré despacio y mojaré la piel que me cubre... tumbaré mis piernas sobre ella, luego mi espalda y después la nuca... y saldremos por la ventana, volaremos, allí, al lugar donde ella escoja, el que prefiera y el que quiera regalarme. Si ella no me trae de vuelta, si no se cansa de mi peso... yo podré ser feliz

9 comentarios:

Ex-compi dijo...

Yo quiero también comprar una, ¿dónde las vende?

Silencios dijo...

Disculpa llego tarde lo sé, las actualizaciones no llegan y sigo fantasma en los blog.

Dónde dices que se venden? Necesito una urgente antes de migrar definitivamente ....

Besos mi niña

M@rcelo dijo...

También podés hacer lo que hacen los vendedores de nubes.... ir por ellas al campo en una mañana fresca, cuando la brisa moja las hojas y las gotas de rocío se resbalan por los pétalos de las flores recién abiertas, te vas armada de una de esas redes que se usan para cazar nubes, te elegís las mas gorditas y ya…las llevás para casa.
Con cariño y un poco del vapor del café de las mañanas…. En unas cuantas semanas tenés la casa llena de nubes para irte a mojar/volar en ellas…

Nebroa dijo...

Ex-compi, no sé dónde las venden, no sé si puedo comprarlas, o robarlas o alquilarlas. Las busco, y a veces las disfruto aunque no sepa muy bien desde dónde han venido a visitarme.
Cuando lo intuya, te lo diré, mua

Nebroa dijo...

Silencios, como digo no sé de dónde sacarlas, pero si me hago con una, aunque sea pequeñita, te la regalaré. Con lazo y papel de charol, para ti. No te vayas a ninguna parte...

Nebroa dijo...

Marcelo, qué bonito. Estremecedor. Tu acento intuído convierte el párrafo que me regalas en algo más que palabras sueltas... Gracias

Zara dijo...

Pos anda! antes de irte con tu nube por la ventana encárgame una a mi!

Nebroa dijo...

Zara, le acabo de decir que le siga a su prima que se venga a Murcia. Me ha dicho que la prima nube vive en Madrid! Le digo que irás a por ella?

Zara dijo...

k perra eres! jajaj
siiiii, dile que ire a por ella!