lunes, 2 de noviembre de 2009

El interés y el desgaste

Ibas buscando un mejor sitio en el que ubicarte y te ubicaste casi enfrente de mí, donde el saludo era casi inevitable y la conversación correpondiente menos aun. Un par de promesas fingidas de tomar esa cerveza que nos prometemos cada vez que compartimos concierto y un 'nos vemos en los bares' mítico donde los haya.

sms: Vente a la butaca 14, en el centro, que tengo sitio

Mira no, la verdad es que ya no me apetece compartir minutos contigo, tus ausencias y mis búsquedas están en sitios diferentes, y ya no me pones como antes.
Es lo que hace lo desconocido, que lo envolvemos de chispitas doradas y nos lo queremos quedar para siempre. Y basta que venga al reino de lo conocido para que todas las burbujas de jabón que lo rodeaban se esfumen, se quemen y sean pisoteadas por la realidad.
Así que no, que me quedo aquí, que no me motivas, no me enciendes y no me enriquecen tus labios escondidos. Una vez sí, cuando eras una silueta que dibujé en el contorno de mis fantasías, ahora eres de carne y hueso, de esa carne que no me gusta y de esos huesos que ya no me atraviesan...

9 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Wow... eso es un grito profundo.
Bellas sinceras palabras.
Bien por vos, por la decisión de que quien no te valora no vale tu tiempo.
Besos y abrazos, cuidate.

Tordon dijo...

Estimada Nebroa: Me asombra su ingente producción literaria:No hemos sedimentado los conceptos de la entrada anterior y ya nos sorprende con una nueva.
¿Vive usted tan deprisa como piensa y escribe?
Bss

Nebroa dijo...

Natalia, gracias por esa lectura acertada de mis palabras :)

Tordon, no, no vivo deprisa, pienso tanto como cualquier otra mente, con la distinción de que verbalizo y convierto en palabras lo que leo en mi interior.
De todas maneras mis entradas no son para la reflexión externa, son para mí y me da tiempo de sobra a analizarlas, que pa eso son mías, quedando infinidad de tiempo después para que sedimenten los posos donde mejor deban estar
Gracias

Zara dijo...

Nebroa, no le mientas a este señor Tordon, no piensas tanto como cualquier otra mente... te comes la cabeza que dá gusto hija mía! jajaja
Respecto al texto, cuando las cosas pasan hay que dejarlas atrás y es cierto eso de que ponemo chispitas doradas a lo desconocido.

Nebroa dijo...

Zara, siento discrepar contigo si lo de 'comerse la cabeza' es en ese sentido tan negativo con el que tantas veces lo nombramos. Me gusta pensar, sí, y reflexionar, y me gusta analizar lo que me ocurre, lo que me pasa, quién soy...para qué...cómo... Y un sinfín de cuestiones más. A mí me gusta ser así, ese 'comerme la cabeza' no es negativo para mí, es al fin y al cabo quien soy de verdad, y me gusta, me gusta mucho.

Zara dijo...

jo ana que no lo decia de malas! ojalá todo el mundo fuera así

Ex-compi dijo...

Me ha venido a la cabeza, cuando vemos a una persona por primera vez, empezamos a divagar sobre ella y nos agrada, muchas veces sin que nos ofreciera nada importante, pero luego cuando pasa el tiempo te das cuenta que no era para tanto.


Besos.

Nebroa dijo...

Ex-compi!!!! Gracias por venir :D
Es cierto que cuando no conocemos nada de otra persona nuestra mente es capaz de inventar mil y una fantasías que nos alimentan y nos llenan de una manera grandiosa. Luego, cuando damos paso a lo real, es inevitable la decepción, porque ya contábamos con una idea tan sublime que casi cualquier cosa que nos mostrasen iba a estar por debajo de nuestras expectativas.
Como siempre, son ellas, nuestras expectativas las que muchas veces echan todo a perder!

Nebroa dijo...

Zara! son mis ojos los que a veces leen el lado oscuro inexistente de algunas palabras! Pero olvidando que tú pudiste decirlo así, seguro que entenderás y sabrás que mucha otra gente sí lo ve de esa forma!