lunes, 23 de noviembre de 2009

Desde lo trivial al alimento


De los pelos de la barba pueden salirte sorpresas,
del rimel de los ojos pueden aparecer fantasmas,
de la barra de ese bar olvidado pueden mostrarse recuerdos,
de las avispas que te muerden, puedes rescatar pasiones.

Pueden salir poemas de las suelas
y pueden surgir canciones de tus olvidos,
pueden amanecer muchos sueños de los bancos del parque,
y pueden desaparecer barreras en los quitamiedos de tus carreteras.

De aquí puedes ascender hasta allí
De este ahora puedes resurgir mañana
De este lado puedes rozar el otro
De esta misma noche puedes regalarte la eternidad.


2 comentarios:

silvo dijo...

Claro que pueden, y con fuerza y optimismo saldrán, un beso Nebroa

Nebroa dijo...

Gracias silvo... En eso me empeño, en ver en lo cotidiano algo más que superficialidad