domingo, 29 de noviembre de 2009

Buenos instantes para la armonía

A veces la compañía atrae buenos recuerdos, atrea situaciones que recordarás en el tiempo, que comentarás en el futuro, palabras que servirán para unirte a los corazones de los demás de un modo especial, único e irrepetible. A veces los amigos traen buena suerte, y risas y lágrimas de paz, traen buenos instantes, palabras compartidas, miradas que nada callan y una especie de colchón hinchable en el alma, que te la deja llena de aire fresco.
A veces sucede que el fin de semana se vuelve divertido, entrañable, tranquilo, relajado e intenso, duermes poco, hablas mucho, comes más y descansas menos. Sucede que no quieres que se vayan, que mantendrías el reloj parado en el tiempo para poder decirles 'gracias' al oído.
Vinieron, me acompañaron, nos divertimos, hablamos, compartimos, recordamos, jugamos y bailamos, cantamos en los bares y nos dijimos en silencio y a gritos que nos queremos bastante más de lo que puede demostrarse en un par de días sueltos en el calendario...
A ellos... a B, I, E, I, E, R, V, J, B... Gracias por venir a sonreir conmigo

4 comentarios:

Para dijo...

joder cabrita como lo haces para expresarlo tan bien!! A mi ha venido a verme tambien este finde no tantos solo una amiga pero eso es lo de menos.
Esa capacidad de enseñar lo que en mi cabeza o corazon no tiene conexion alguna con las palabras por mas que lo intiente!!! pufff como lo admiro y como me gusta!!

Nebroa dijo...

Para...cuándo nos juntamos nosotras? :)

Iván dijo...

:)

Has quemado ya tu casa con el Quinqué?? Recuerda que el fuego es traicionero jajja

Besooooosss!!

Nebroa dijo...

jajaja... esta mañana he ido a comprarlo, he preguntado en la farmacia y me han mirado así como nosotros miramos a enanosaltarín cuando baila!