sábado, 17 de octubre de 2009

Sin preguntar las reglas


Viniste a verme a aquel bar, desde lo que entonces era tan lejano, cuando no había dinero para gasolina, y te costaba que tu padre te dejase el coche aparentando que eras más mayor de lo que nunca llegaste a ser.
No te conocía aunque sabía que existías. Tomaba el café demasiado dulce, porque entonces también la vida me lo parecía, después vino el tiempo de pedir solos cortos.
Tu vida era un juego, por eso aquella tarde jugaste a los dardos, a la otra máquina a la que sólo jugaban los adictos y echaste un billar queriendo que conmigo también la vida te regalase una carambola. Así fue. Por aquel entonces unos ojos negros lograban cautivarme, aunque detrás de ellos viviera el peter pan que soñaba con volar pero que jamás saltaría al vacío para ver si funcionaba.
Eres Ana? Eres la hermana de J? Eres la rubia que vi en las fotos? eres tú de la que me estoy enamorando sin conocerla? Eres la de la sonrisa perfecta que iluminará las madrugadas en mi coche? Eres la mujer que moverá mis días? Eres la que subiré a las alturas para dejarla caer un poco más tarde? Eres con la que jugaré al billar unos días para acabar sin dinero para otra partida? Eres la que recordaré de vez en cuando? Eres la que apenas traerá recuerdos a mi presente?...
Ana, eres la que juega sin preguntar las reglas?
Sí, soy yo, juguemos
Así era Ana hace mucho tiempo, la que tomaba cafés con leche condensada en los bares,
siempre dispuesta a saltar al vacío de las experiencias
No sé qué Ana soy ahora, pero quizá pido demasiados solos y pregunto muchas veces las reglas antes de jugar...
Qué Ana seré mañana?

7 comentarios:

Zara dijo...

puff es chungo eso de preguntar o no preguntar las reglas antes de jugar, por que si no lo haces acabas perdiendo casi siempre, pero si ganas lo sientes a flor de piel y si las preguntas... es muy aburrido, pero no duele tanto.

Delgaducho dijo...

"aparentando que eras más mayor de lo que nunca llegaste a ser. "
Frases así me descolocan..

Nebroa dijo...

Zara, me gusta la palabra 'chungo' para definir lo que digo! jaja... No sé, el precio a pagar es delicado cuando no preguntas nada. Y si preguntas demasiado te lo pierdes casi todo. Si vi un extremo y ahora estoy en el otro, lo mismo lo siguiente es algo parecido al equilibrio!

Delgaducho! te descolocan porque no las entiendes? porque no te gustan? porque te parecen tonterías? porque te recuerdan a algo? qué hace que te descoloquen!? dímelo muchachooo! :p

Luna dijo...

Buenos dias.
Es bueno hacerse preguntas, ya que de repente un dia sin darte cuenta encuentras el sitio donde quieres estar.
La vida suele ser justa, aunque en segun que situaciones nos parezca lo contrario, y pone las cosas en su sitio, creo que vas por el camino de encontrar lo que buscas, de encontrarte!
Muchos besos.
Rosa

E dijo...

No rules.
Empieza a no preguntar reglas, empieza otra vez a lanzarte al tapete del billar, a coger el taco y mandar en tu vida como sabes hacerlo. Los jugadores se agolparán alrededor de esa mesa para jugar contigo....elige tu.
Buenos días, rubia...disfruta del domingo.

Mistral dijo...

La que tú y solamente tú... elijas y seguro que será la más acertada si lo haces escuchando al corazón.

Un placer y gracias por tu visita

Nebroa dijo...

Luna, yo también lo creo. Por qué no ha de ser así? por qué no ha de ser cierto que si me muevo para encontrarme, eso no vaya a suceder? Gracias por venir

E, no sé si el 'no rules' es adecuado. Ya sabes qué sucedía cuando no había reglas y todo eran montañas rusas. No quiero eso. Aunque tampoco me encuentro agusto así. Por eso mismo, por haber estado en un extremo y ahora en el otro, el equilibrio será lo próximo.

Mistral, siempre voy a verte, aunque nunca diga nada. Hoy me tocaste especialmente.
Mi corazón hablaba bajito, pero ya voy subiéndole el volumen. Lo escucharé. :)