sábado, 17 de octubre de 2009

Si te alejas, aunque no seas importante

Aun lucho contra la importancia de las mínimas cosas, aun peleo contra mi ego que se empeña en gustarte, aun le planto cara a mis dotes artísiticas que siempre quieren triunfar, aun se vuelve triste la máscara que me envuelve cuando tú que estabas cerca te vas alejando. Y me siento aplastada y derrotada, y hubo ocasiones en las que hubiese escondido este mi pesar, haciéndome creer que no me importa, que me es indiferente y que nada me afecta. Pero quiero observarme 'sufriendo', ver qué pasa y preguntarme por qué me puede derribar la lejanía de alguien que estaba cerca. Escaso mi amor por mí misma. Demasiadas responsabilidades al que está fuera, como si de ellos dependiera que yo sonriese o no. Demasiadas veces dejándome llevar por la inercia.
Pero no son demasiadas las ganas de entenderme, observarme dolida por tu ausencia me ayuda a comprenderme, queriendo trascender ese desazón porque las cosas no salen como mi ego necesita. Sentir que soy importante para ti me hacía sentir que así era yo, mas lucho por sobrepasar ese deseo, que no es más que el despliegue de todo un pasado donde me sentí poco menos que cero.
Me daré el amor que me falta, el único que puede llenar el pozo sin fondo de mis necesidades...

3 comentarios:

El Buscador de Miradas dijo...

"Sentir que soy importante para ti me hacía sentir que así era yo".

Me hubiera gustado más: "Sentir que soy importante para mí, me hacía sentir importante para él". Pero bueno, en el cambio de orilla estamos, ¿no?

Un beso, y date mucho amor, claro que sí.

Pluma Roja dijo...

No se cual sea tu relación, pero cuando llegas a convivir con alguien suele suceder que giramos alrededor de aquel alguien. Nos olvidamos por completo que somos alguien también. Dijo Quevedo: "cuando nuestra necesidad es mucha, lo poco es demasiado" y así es amiga. Tendríamos que convertir nuestra necesidad en poca. Y volar a la par, pero sin girar alrededor de aquel alguien. Feliz finde.

Hasta pronto

Nebroa dijo...

Busca, claro, eso también es lo que me gustaría a mí y en lo que se va conviertiendo mi pensamiento. Pero sí, esa orilla estuvo y aun permanece de vez en cuando. Poco a poco, qué menos que observarla cuando se porduce

Pluma, no hay ninguna relación, no hay más que palabras entrelazadas, poco más, por eso digo que no es 'importante'. Cuento mi modo de reaccionar, el que sale por inercia y que salió durante muchos años, aunque ni siquiera me diese cuenta. Está claro que las necesidades, cuantas más sean, menos lograrán satisfacerlas, eso pienso, es como no tener nunca bastante. Creo que es un error y como tal, creo que puede solucionarse. Gracias