domingo, 25 de octubre de 2009

Si hay una nueva mirada,
limpia, confiada y brillante,
los horizontes siempre te están esperando