viernes, 30 de octubre de 2009

Te lo conté

Puede que sea inevitable que muchas de las cosas que te conté, seas tú el que ahora las saque a pasear. Puede que sea habitual que se te escape algún secretillo que nos contamos a escondidas cuando tú no tenías par y yo era la misma que hoy. Puede que muchas historias vividas que te relaté me importe muy poco que las sepan otras orejas, y puede que incluso ya las supieran antes de que tú las contases.
Pero debes saber que hay relatos que te narré a ti, sólo a ti, en ese preciso instante...
Creía que existían leyes no escritas ni dichas, de las que unen a un par de amigos y sin necesidad de describir el decálogo de los secretos bien contados, ambos saben qué puede chismorrearse y qué no. Pero parece que no siempre es así.
Yo creía que sabías que los cuentos que sacaste del pasado para airearlos, pertenecían al mío, a mi pasado, a mi vida y a mi experiencia. Si tú los sabías, si fuiste partícipe de lo que ocurrió, si te los conté sin que nadie nos viese ni escuchase, se dejaba entrever que no quería que más gente lo supiera. Ni tu pareja, ni tu mejor otra amiga, ni tu madre, ni tu amigo de copas nocturnas.
Era algo mío que compartí contigo. Ahora es algo mío que todos llevan en su memoria.
Sé que seguirá pasándome, pero necesito que sepas que me siento mal cuando hablas de historias que viví. Porque si yo quisiera que los demás lo supiesen, lo habría contado yo misma... No me gusta que lo hagas, aunque siempre lo hayas hecho, quizá no te des ni cuenta, pero es mi vida, y merece ser contada, al menos, cuando yo estoy delante, y sabiendo que yo permito que lo hagas...

Vendrás, leerás esto y sabes? ni siquiera sabrás que es a ti a quién me dirijo

8 comentarios:

paolo futre dijo...

las conversaciones siempre son privadas,propiedad únicamente de quien participa en ellas y ahí deben de quedarse siempre

Luna dijo...

Buenos dias.
Estoy de acuerdo con paolo futre.Pero hay mucha gente que le importan poco esas cosas.
Que ni aun diciendole que es secreto se callarian.
Es una pena, pero es asi.
Cada uno cuenta o no,sus cosas a quien le parece, o se las calla para siempre, para eso son suyas.
Si al leerte no se dara por aludido, yo, pero dig yo misma, creo que le diria cuatro cosas, o le retiraria la palabra para siempre.
No soporto las traiciones y eso lo es.
Besostes.
Rosa

Nebroa dijo...

Luna, no le retiraré la palabra porque sabes? intento aprender a lidiar con ciertos defectos poniendo por encima de ellos las virtudes. A veces pesan más que los defectos, y lo que hago en este caso en concreto es, olvidar que puedo contarle ciertas cosas y hablar de otras tantas. Es cierto que entonces nada queda de la amistad que hubo, pero...alguna otra cosa quedará.

Futre, no todo el mundo entiende lo mismo que entendemos nosotros

Fiebre dijo...

Mi amor, no le retires la palabra...pero ¡échala de tu vida!

Si tiene ese carácter ni se dará cuenta.

Nebroa dijo...

Lo cierto fiebre es que cuando dejo de contar lo que me importa a alguien, éste ya no está muy dentro de mi vida, tal vez en las afueras, pero no conmigo.

Fiebre dijo...

:)
Esa es mi chica, tal como yo.

Luna dijo...

Buenas...
Casi parece que nos conocemos de toda la vida las tres insurrectas, cada una en la otra puntadel pais!
Como me gustaria poder reunirnos las tres!
La dueña de esta preciosa casa, mi ex-vecina de trabajo, ajajajaja, que manda webs la vida, y la que suscribe!!!!
Se que algun dia, en algun lugar, (mi casa la teneis abierta siempre), nos podremos reir, o lo que toque en ese momento.
Besos.Rosa

Nebroa dijo...

Que fiebre fue ex vecina tuya de trabajo!?!? por dios!! el mundo es un pañuelo y nosotros los mocooos!!!