martes, 13 de octubre de 2009

Paralizada en el trastero de arriba,
amontonada entre sacos de experiencias,
abatida por la niñez desbocada,
intento caminar en equlibrio,
sobre la cuerda invisible del presente...

4 comentarios:

Delgaducho dijo...

Lindo

Nebroa dijo...

he pasado a verte, y me ha gustado la parte de ti que dejas ver allí :)

Zara dijo...

toma poemaso!

Nebroa dijo...

Zara, siempre me miras con esos ojos grandes y profundos...