sábado, 31 de octubre de 2009

Hoy mismo

Día de comida, sol, amigos, risas, conversaciones, fotos, juegos, cerveza, demasiada comida, despedidas y promesas de volver a vernos pronto.
Lo he pasado muy bien. Estoy cansada. Más bien reventá, pero con sonrisa perenne que se irá cuando yo lo decida. Es curioso, ahora me miro más y me observo con más amor... antes, cuando nos juntábamos los de siempre lo habitual era que me sintiese distinta, diferente a ellos, todos agarrados entre dos, con hijos algunos, con otra vida que yo veía lejana y anhelada. Me sentía mal y no quería estar en esa especie de peldaño por el que sabes que todos pasaron de largo y en el que yo permanecía. Ahora tengo lo mismo, hay incluso más parejas que antes y yo sigo estando en el número impar. Pero ya no me siento distinta, ni alejada de ellos en ese aspecto, ahora me río cuando jugamos a pasword y me toca ser la banca!...siempre la número impar que no tenía con quién jugar. Soy yo, más yo, más querida, más amada y más comprendida (por mis ojos) que nunca. Y me siento bien así.

También me gusta observarme trabajando para todos, moviéndome, ofreciendo mi casa, mis manos, mi dinero y mi forma de cocinar... Y sabes? me acuerdo de mi madre, y de la satisfacción que siente cuando todos sus hijos vamos a comernos su paella, y sobretodo del esfuerzo que hace cada día porque todo esté bien, que nadie note que falta nada y lo cansada que debe sentirse cada noche... Y la quiero aun más que antes, si es que el amor crece si lo pones en una balanza.

Y así, entre pares y nones, entre el esfuerzo y el cambio, entre el amor y mis amigos de siempre... mi día se va cerrando con la misma sonrisa con la que pienso levantarme mañana

6 comentarios:

Luna dijo...

Buenas.
Lo de sentirse distinta no esta mal, pero nada mal!
Yo antes de conocer a Jose tuve una pareja muchos años, a la que en mi casa he dejao claro cual es la relacion actual.
Pero estuve un tiempo sola, por decision propia, y la gente es la que me veia rara, por haber tomado esa decisio, y yo ms contenta que unas castañuelas.
Cuando creia que eso de compartir nevera y armario era cosa del pasado... zas... Internet, el azar, y la vida se encargaron de decirme que estaba equivoda... que armario para dos...
Siempre procure tomarme la vida como vino, y la jodia me dio epocas muy duras... pero al final salia el sol...y todo fue mejor desde que un buen amigo, me enseño que somos los que mas nos tenemos que querer a nosotros mismos!
Para poder estar bien con los demas y con la propia vida!
Felicidades por sentirte asi de bien,sin verte un bicho raro...
Estas fantastica ultimamente!
Besotes.
Rosa

Aida dijo...

Hay días memorables y presiento que el que relatas es uno de esos! Me alegro por ti!

rockdelgo dijo...

Ole!!

Zara dijo...

ohhh cuánta positividad! así da gustoo!
Ser feliz es estar feliz con uno mismo ;)

Nebroa dijo...

Luna, cuando es una decisión personal el equilibrio es tal que todo da vueltas pero que nunca te marean. Cuando crees que estás sola porque la vida no está dispuesta a darte nada te mareas a cada instante y te subes en todas las montañas rusas que ves. Ahora es distinto, y en mis pasos hacia una sonrisa más sincera está el sentirme bien conmigo, con mis decisiones y con lo que quiero para mí... No sé qué traerá la vida, no negaré que me gustaría estar enamorada, pero lo cierto es que sé que primero he de enamorarme de mí misma.

Nebroa dijo...

Aida, rockero, zara...fue un gran día, con la percepción añadida de que quiero que haya más, que se repitan con más frecuencia, abrirme al mundo que me gusta :)