lunes, 12 de octubre de 2009

¡es la verdad!

Yo sé que soy especial, por no decir rara, o peculiar o varios sinónimos más que pueda buscar en la rae, sé que lo soy, en muchos aspectos, pero también sé que no es tan complicado conocerme puesto que suelo decir las cosas como las pienso, sin demasiados rodeos y además he aprendido incluso a decir las que sé que no se esperan, las que el decoro dice que mejor callártelas.
Por ejemplo, si no me apetece salir, y digo abiertamente 'no me apetece salir, prefiero quedarme en casa, que además me apetece un poco de soledad, yo conmigo misma'. Bien, dónde está la duda? acaso hay algo entre líneas que yo no veo y el que escucha sí? no sé, oye, que lo mismo no sé leer, ni interpretar, ni escucharme bien a mí misma. Quizá. Pero amos, es que yo por más que leo esa frase o me la repito en voz alta para ver si se me cuela otra palabra que no quería decir, no veo más que: 'no me apetece salir, prefiero quedarme en casa, que además me apetece un poco de soledad, yo conmigo misma'
Entonces, por qué me vuelven a llamar y a llamar y a llamar?
Soy muy desagradable, como me dice siempre A, sin duda lo soy, porque cuando suena el teléfono en esos instantes, pues no lo cojo (como en tantas otras ocasiones, cuando no me apetece hablar, que son muchas) Y entonces, claro, me miran mal. O piensan mal y luego me lo sueltan cuando nos vemos... Sería mejor mentir y decir: 'estoy en urgencias, a punto de entrar en quirófano, no puedo hablar ahora mismo porque me van a operar de las cuerdas vocales'.
Oye, y así, todos contentos! :s

7 comentarios:

Nebroa dijo...

Que digo que a veces sí lo cojo eh! jajaj... en navidad

Aida dijo...

Uf, el teléfono... Le estoy cogiendo una manía...
Me siento identificada con lo que cuentas porque yo, demasiadas veces, soy borde a más no poder. Y claro, la gente no se da cuneta de que también necesito espacio para mí misma, sin nadie más...

andadimelo dijo...

joer pues en Navidad es cuando no hay que coger¡¡¡ Yo tampoco suelo coger el teléfono.

Desilusionista dijo...

Mucho me temo que la gente se ha acostumbrado tanto a oir excusas, que cuando les dices la verdad no la entienden...

Una lástima, qué le vamos a hacer (no coger el teléfono puede ser una buena solución, por ejemplo)

;)

rockdelgo dijo...

Sabes que no es mejor mentir, y que no se puede vivir tratando de contentar a todos y mucho menos intentar quedar bien hasta con imbéciles, imposible.
Mira, en mi caso, con la llegada de Carmen he recibido llamadas de impresentables (familiares o no, sobre todo familiares!!) y he pasado de cogérselo, porque me caen mal y no me gusta estar con las típicas frases de buen rollo si no lo siento, que coño!! y luego me enteraré por mi madre de alguna soplapollez varia... Es una causa distinta a lo que planteas, pero en el fondo, digo yo: ¿qué más da? si ya no vamos a poder elegir cuando o a quien coger el puñetero teléfono, qué somos????

E dijo...

Lo coges cuando te apetece....y si no te apetece, no lo coges.
El que no lo entienda es su problema.

Nebroa dijo...

Aida, los demás seguramente interpretamos esa soledad con 'uy, se encuentra mal, voy a ayudarla', creo que eso es lo que sucede, que salen las almas de la caridad por doquier!!

anda, lo de navidad es un decir, desdeluego porque creo que no lo cojo casi nunca! como aida, le estoy cogiendo una manía impresionante!!

Desilusionista, no, si lo que es la solución la hago bien, a la perfección oye! no lo cojo! ale! y que piensen de mí lo que les de la gana! peor para ellos! jajaj

rockero, toda la razón, qué somos si no eso podemos escoger! hasta obligados a contestar! ufff qué presión!!

E, 'el que no lo entienda' ya sabes que son muchos, no? vale, da igual! qué coño! seguiré haciéndolo así de 'mal'!!