jueves, 8 de octubre de 2009

En el siguiente cruce


Ha sido un día duro, es un día largo, estirado hasta la madrugada, es un día post concierto, de esos en los que el cansancio te puede, las ganas se instalan, la ansiedad por acelerar procesos se apodera de ti... Un día de 30 horas sin reloj.

Sigo envuelta en trabajo, en rehabilitaciones de espalda, huesos, músculos, en cafés rápidos, en conversaciones aceleradas, sigo ahí, pero mi mente sigue buscando las salidas de este laberinto.

Reduciré mi jornada laboral tal vez, quizá comparta piso por ganar menos, quizá tenga todos esos tiempos muertos que podré revivir escribiendo, o tomando palabras con los amigos que no quiero perder y a los que necesito actualizar. Quizá sea sólo un cruce al que llegaré, pero quiero tomar otra dirección, aunque siga en el mismo sentido, aunque el ángulo no varíe desde fuera, pero será suficiente para emprender de nuevo otros destinos aun más enriquecedores.


Hoy veo que llegaré allí, al cruce, y veo que seguiré buscando otro, y luego más. Hoy he comenzado a comprender que me gusta la búsqueda y que no quiero dejar de ser una aventurera...

5 comentarios:

Frida la Llorona dijo...

Sigue siempre tu instinto, siempre ! vajo ninguna circunstancia renuncies a lo que te pida el alma, sería el más grave de los pecados.
Este camino es tan efímero....
Vive, saborea y sigue buscando.
Si naciste buscadora, y así es, jamás estreches tus mapas, ni con trabajos acaparadores de tus días ni con nada.
Uno de los principos del budismo es no tener apegos.
Cuida tu cuerpo, ámalo por y sobre todas las cosas, cuídalo como al niño que te mira a los ojos.
Te mando todo mi cariño mi hermana...sabes de que te hablo.

silvo dijo...

Siempre priocura elegir tu el camino realmente y eso sí nunca arrepentirse si no es acertada la decisión, los datos posteriores no los teníamos cuando debemos decidir, un beso

Amanda dijo...

Buscar y encontrar son dos caras de una de las monedas del vivir.

Para encontrar es necesario saber qué se busca. Si no se sabe... ¿qué hacer con lo que se encuentra?

Yo en eso veo una invitación a tantear, explorar, investigar, definir, trazar... opciones en este universo abundante, teniendo presente que la ignorancia no es un error, sino lo que hay al otro lado de la consciencia.

Como me consta que deseas ampliar tu visión, procura no pasar por alto lo que dice Silvo (los datos posteriores no los teníamos cuando tuvimos que decidir), de lo contrario estarás vetando tu aventura ya en la línea de salida.

Creo que censurar los errores a posteriori no tiene mérito. Desde luego mucho menos que reconocer el valor de una decisión que fue tomada con muchos menos datos.

Suena a perogrullo, pero ni por esas nos libramos del juicio...

Zara dijo...

No debes de dejar de buscar ese cruce, hay que ir camiando cuando la monotonía se apodera un poco de nosotros.
Mis dos últimos días también han sido de esos hiper largos, parecen de 50 horas! arg!

Nebroa dijo...

Frida...gracias, siempre gracias.

silvo, como bien dice Amanda, es un gran consejo, una gran sabiduría, perdonarse por los errores incluso antes de cometerlos, sabiendo que no somos conocedores del futuro cuando tomamos una decisión, sólo somos sabios hasta ese momento, no sabemos qué pasará después, o qué aprenderemos más tarde...Me gusta

Amanda, sé que no sé realmente lo que ando buscando, sólo sé que lo que encontré no es lo que me gusta. Y sí, cometo el error de juzgar que debí saber hace tiempo hacia dónde quería dirigirme. Me juzgo y me flagelo casi, por no haber llegado ya a ese 'lugar' que ni siquiera sé cuál es. Esto sí que suena a perogrullo, pero todo eso es lo que habita en mi mente...
Gracias, como siempre, para siempre.

Zara, nunca dejo de buscar... aunque sea sólo con la mente, aunque a veces aun con un terremoto en las entrañas, parezca parada en el tiempo, pero no ceso de buscar