jueves, 15 de octubre de 2009

Al que no se llama 'Antonio'

Ahora que me has encontrado y puedes verme aun mejor desde detrás del cristal debería avisarte, y debería ponerte en situación, debería contarte que puedes asustarte, o puedes quedarte con los ojos de par en par, podría, debería, tendría...
Pero es que una gran amiga siempre me consuela diciéndome que o me quito los debería o me pasaré la vida debiendo algo, y me he propuesto cumplirlo, como tantas otras cosas.
Así que el único debería que acepto es el de 'debería callarme'!

Pd. Bienvenido, siempre, ya sea que pases a saludar, a entretenerte, a irte cerrando la puerta o a quedarte sentado en algún rincón. Me gusta que estés aquí

6 comentarios:

Fiebre dijo...

Te jodes!
Desde el momento en que llegaste a mi blog... y me llamaste Antonia.

No, mi niña no. No te calles. Si hablas de la vida laboral, y las cosas que le debemos a la cotidianiedad, vale pues. Hay que tener medida.

Pero no en este sitio, por diosss. Estoy jartita de que todo el mundo se calle lo mejor de su persona.
¿Sabes?
En el fondo, aún espero que uno de los comentaristas masculinos de cualquier blog que sigo/seguimos , se manifieste como en su vida, y a cualquiera de nosotras, a la que le guste más, la ponga "virtualmente mirando p´Antequera".
Ese día respetaré la sinceridad humana.

Creo que me entiendes... my darling.
Estoy harta de que el mundo no esté lleno de Antonios/as.

Luna dijo...

Buenos dias.
Aqui de vuelta al blog, que lo del viaje, y el cansancio ya no me sirve de excusa.
En fin guapa, espero que estes muy rebien.
Entre a darte un par de besos, y a decirte que estamos bien.
Que no nos hemos perdio... que lo parecia, a que si?
Pos va a ser que no... que te seguimos esperando, para cuando puedas o quieras.
Besotes.
Rosa

Anónimo dijo...

HOLA¡¡por fin te encuentro, entre mudanza no he podido conectarme. HOLA.

Helena dijo...

Pues no te calles ni debajo del agua, bueno a lo mejor ahi si no sea que te ahogues...pero callarse es lo peor, porque se te pudren las cosas dentro y te sale el mal por la boca cuando la abres para bostezar, la piel se pone gris/verdosa y ademas de parecer un sapo terminas oliendo como el. Ves! no te puedes callar! hazme caso que yo de estas cosas entiendo niña y te asustare con lo que haga falta con tal de que no nos prives de leer lo que tienes para decir. Un beso bonita.

David dijo...

Habla, cuenta, explica....
Vacía el silencio que habla por dentro.
Que tu voz no enmudezca jamás y que grite aquello que nos deja sin palabras.
Hazlo....un beso.

Nebroa dijo...

Al final de estas palabras que comentais me quedo con: No te calles...
Y no lo haré salvo que hablaré según qué cosas en según qué sitios. Es hora de hablar, sí, de escribir, siempre, pero es hora también de desnudarme enfrente de la intimidad.