martes, 22 de septiembre de 2009

Sintiéndome por fuera

Latidos incesantes, respiración coartada por el viento, pulmones doloridos de tanto exhalar ese humo del tabaco de otoño...
Los párpados están semiabiertos, creyendo aun que pueden otear el horizonte imaginado, la piel se agrieta y no hay bálsamo de aceite que pueda suavizar las heridas...
Lo que creías que eran tus tripas se han convertido en bestias salvajes que se oponen a quedarse quietas, encerradas. Parece que quieran salir a tomar algo de ese aire que hace tiempo que no sientes...
Todos tus órganos se lamentan, cansados de intentar moverse, todo cobra forma y donde creías que no había nada, hay un mundo lleno de células vivas...
Observo el cuerpo que me envuelve, lo escucho quejarse, saco fuerzas de ese baúl en el que misteriosamente, aun quedaban unas pocas, y lo cuido, lo mimo y lo protejo...

5 comentarios:

Zara dijo...

que bien descries esas sensaciones tan raras!!
y como es eso de no firmarme en las ultimas entradass?
no me kieress!!!

Helena dijo...

¡Qué expresivo!

Nebroa dijo...

Gracias Zara, convertir un jodido resfriado en palabras bonitas me divierte y me ayuda a ver en lo malo, algo de belleza!
Lo de contestarte petarda, no es por nada en particular, te leo, claro pero a veces me quedo así como en blanco!!! No te pasa a ti manuela!?!?

Helena, gracias!!

Frida la Llorona dijo...

Cuando el cuerpo no responde tal y como estamos acostumbrados, que vulnerables somos verdad?
Nos hace sentir cosas desagradablemente insospechadas....
Pero mira mi bella.....tu aún darás muchaa guerraaaaaaaa, no hay más que verte, intuirte o leerte simplemente.
Eres mujer fuerte, mujer líder si me permites.
Posees el don de lo escepcional de ser hipersensible, TREMENDO TESORO TIENES EN TUS MANOS PARA ESCRIBIR !!! PARA SENTIR !!!!!
Dale caña rubia...que sabes hacerlo mejor que muchíssimos...y te me cuidas a montones.
Un achuchón energético y lleno de luz.

Nebroa dijo...

Frida, por qué será que esas palabras que me dedicas podría escribirlas yo, de la misma manera, pero con una destinataria llamada Anna en vez de Ana¿?
No sé qué ocurre para estar siempre así, más malita que sana, todo tiene sentido y hasta que no se lo encuentre no pararé!
Gracias por venir, ya intuirás que te aprecio muchísimo sin conocerte, no? Pues no lo intuyas y siéntelo anda!