miércoles, 23 de septiembre de 2009

Olvidadas


Míralas, están ahí, en el baul donde las dejaste, no se van, te esperan, saben que un día volverás a por ellas, saben que su vida larga, incesante y duradera terminó, pero saben que aun las necesitarás...

Míralas, están ahí, mirándote como tantas veces las miraste tú, cuando las veías caer y caer, derramarse ante tus párpados, hinchándolos después de cada oscura noche

Míralas, unidas dentro del desván en el que ya no entras casi nunca. En ese saco de objetos perdidos que un día volverás a abrir. Siempre solas, salvo cuando tus gemidos tristes se asoman a buscarlas. Ellos que están en el otro cajón, el que pertenece al pasado.

Ahí están, tus lágrimas caídas y las que caerán, todas juntas, buscándote...y no te encuentran casi nunca, apenas en alguna madrugada de vigilia, cuando embadurnada en nostalgia decides ir a buscarlas...

2 comentarios:

Mistral dijo...

Cuando las palabras calan tan profundamente al leerlas, sólo puede haberlas escrito...el corazón.
Otro...placer.

Nebroa dijo...

Gracias Mistral, me gusta que te guste, sé que tienes el corazóna así, abierto de par en par y por eso te llegan tanto las cosas...es lo que hace el amor, no? ;)