lunes, 28 de septiembre de 2009

Juicio indebido

A veces siento un poco de verguenza, ese juicio personal que no me deja ni siquiera ser libre cuando las cosas no van bien, cuando no soy sensata, cuerda, cuando no actuo con claridad...
Y es lo peor, que el presente se tuerza un poco y además tenga que añadir que no me gusto cuando no tengo nada claro...
El presente es trabajo, sólo trabajo, y me jode que hayan pasado casi 3 meses desde la última etapa similar y que no haya evolucionado, cambiado, mejorado, que siga dándole vueltas a las misma cosas y no haya establecido un punto de partida, un punto de salida hacia otra parte que no sea la conocida.
A veces no me siento cómoda ni pensando lo que pienso... Lo sé, sé que ese es el inicio de todo, la base principal, ser yo, sintiendo lo que sea, pensando lo que se me ocurra, pero sin dejar de quererme y aceptarme tal cual me presento. Sé que esa es la manera, es el centro del resto del universo...El mundo puede decidir girar y girar, puede ponerse bocabajo o panza arriba, pero yo seguiré siendo YO. Y eso no es lo que ocurre hoy. Y me jode mucho.

3 comentarios:

Fiebre dijo...

Pásate por mi casa.
Y echémonos juntas a correr...
Nos lo merecemos.

¡Termina esta época de curro! (No seré yo quien deje tirada a nadie)
... y vivamos.

Frida la Llorona dijo...

Jamás renuncies a ti, creo que eres mágnífica mujer.

Nebroa dijo...

Fiebre, lo estoy deseando, con todas mis fuerzas...acabaré, como bien dices la etapa laboral que se presenta ahora, pero no me rendiré más de esta manera tan negativa para mí, tengo que VIVIR, con muchas ganas, con ansias...

Gracias Frida por tus palabras...creo que aun no me creo ciertas partes de mí que a los ojos de los demás parecen buenas...